26 sep 2020

Ir a contenido

energía

Naturgy estudia "todas las alternativas judiciales" contra la CNMC

El grupo dispara sus beneficios netos un 30% hasta los 692 millones de euros en el primer semestre

La compañía dice que "protegerá" los intereses de sus accionistas con las alegaciones

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. / EMILIO NARANJO (EFE)

La guerra abierta entre la CNMC y Naturgy continúa. La compañía que preside Francisco Reynés amenaza con recurrir a la vía judicial y realizar un análisis en profundidad de futuras alternativas de negocio si la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) mantiene el recorte propuesto para la distribución de gas y electricidad.

El supervisor propuso una rebaja promedio para el nuevo periodo regulatorio (2021-2026) del 17,8% en la distribución del gas y del 7% en la electricidad que supuso, además de la caída de la energética en bolsa durante la primera semana, la paralización de las inversiones de su filial de redes de gas (Nedgia). El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, aprovechó la presentación de resultados del primer semestre para anunciar que el grupo "analiza todas las alternativas judiciales" contra esta propuesta regulatoria.

En el caso del gas, el más afectado por los recortes de la CNMC, Reynés considera que la CNMC ha realizado un "diagnóstico erróneo" del sistema del gas español que da como resultado una retribución "insuficiente". Y añadió que la CNMC plantea un periodo de transición demasiado breve en comparación con la vida útil de los activos y que falta visibilidad más allá de 2026. Sobre el recorte eléctrico, el presidente de Naturgy fue más benévolo y reconoció que no es comparable con el gasista.

Reynés insistió -Naturgy lo anunció el primer día- que la compañía está preparando sus alegaciones a la propuesta de la CNMC para "defender y proteger" los intereses de sus inversores, entre los que están en el caso de Nedgia el fondo alemán Allianz y el candiense Canada Pension Plan Investment Board. Y añadió que las alegaciones no son la única fórmula de denfensa, sino que la compañía "está analizando todas las alternativas judiciales". Además, añadió que Naturgy realizará un análisis en profundidad de futuras alternativas de negocio.

Buen semestre

Aunque terminó con un sabor más agrio que dulce por las propuestas de recorte, el primer semestre de 2019 fue bueno para Naturgy que obtuvo un beneficio neto reportado de 592 millones de euros, en contraste con las pérdidas contables de 3.281 millones de euros del mismo periodo del ejercicio pasado como resultado del deterioro de casi 4.900 millones de euros, apuntado por el grupo por la depreciación que llevó a cabo de sus activos, especialmente los de generación en España. El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía alcanzó los 2.150 millones de euros, un 7,3% más.

En términos ordinarios, es decir, eliminando los apuntes contables, Naturgy mejoró un 30% su beneficio neto en el primer semestre de 2019 hasta los 692 millones de euros, derivado de una mejora de la actividad y de las menores amortizaciones, y un Ebitda de 2.277 millones de euros, un 8% más, sin tener en cuenta, entre otros factores, los costes de captura de 110 millones de euros asociados a la implementación del plan de eficiencias en los que se ha incurrido en este primer semestre.

Además, en junio la antigua Gas Natural, completó el primer año de operación desde que lanzó su nuevo plan estratégico 2018-2022 con el que "sentó las bases de su estrategia de creación de valor a largo plazo", y que evoluciona en el cumplimiento de sus compromisos. 

El grupo aprobó el pago de un dividendo de 0,294 euros por acción que se abonará el 31 de julio, correspondiente al primer pago de la remuneración al accionista de este ejercicio que ascenderá a un total de 1,37 euros por acción contra los resultados de 2019, lo que representa un incremento del 5% sobre 2018.