Ir a contenido

Entrevista

Javier Pacheco (CCOO): "El actual Govern es el menos productivo en 20 años"

El secretario general de CCOO de Catalunya pide diálogo y primar la acción política tanto a la Generalitat como al Gobierno

"Confío en que PSOE y Unidas Podemos acaben llegando a un acuerdo, porque otra cosa me parece una irresponsabilidad", opina

Agustí Sala / Gabriel Ubieto

Entrevista con el secretario general de CCOO de Catalunya, Javier Pacheco, en la sede de Via Laietana. 

Entrevista con el secretario general de CCOO de Catalunya, Javier Pacheco, en la sede de Via Laietana.  / Sergi Conesa (El Periódico)

El hoy secretario general de CCOO de Catalunya, Javier Pacheco Serradilla (Barcelona, 1970), entró a trabajar en la planta de Nissan en Zona Franca en el 1991, cuando la plantilla superaba los 4.000 trabajadores. Lo que durante mucho tiempo fue uno de los iconos del poderío industrial catalán el pasado junio cerró con los sindicatos la prejubilación de 600 trabajadores, dejando la plantilla de la fábrica por debajo de los 3.000 efectivos y con serias dudas sobre su continuidad.  

¿Tiene garantías de futuro la planta de Nissan en Zona Franca?

Ahora mismo muy pocas. Ya le he planteado tanto al Gobierno de España como al Govern de la Generalitat que hace falta moverse. Hasta ahora la empresa solo se ha preocupado de dar salida a una cuenta de resultados, no al futuro industrial de la planta.

Las cifras de ocupación y PIB de la industria sobre el conjunto de la economía en Catalunya cada vez son más bajas. ¿Es un problema? ¿Qué no está haciendo la Administración para revertirlo?

Es un problema y es verdad, tal como dice la ‘consellera’ Chacón, que no es un problema exclusivo de Catalunya. No obstante, hay cosas que se podrían estar haciendo y no se hacen, como por ejemplo el Pacte Nacional per a la Industria. Y el hecho de no desplegar ese tipo de medidas se produce porque este Govern ha decidido no tener presupuestos.

¿Estamos ahora en un punto de inflexión, tras años de inestabilidad política en Catalunya?

Ni Gobierno ni Govern hacen posible una mirada estratégica y dar continuidad a las políticas. No puede ser que en Catalunya estemos con presupuestos prorrogados desde el 2017 o que en España estemos gestionando la herencia del PP. Vivimos una situación de precariedad que no hubiéramos imaginado nunca hace 10 años.

¿En Catalunya tendría sentido un adelanto electoral?

No sé si el resultado de las elecciones será una solución a la situación de bloqueo que tenemos ahora. Hemos de pedir que se encuentren los consensos para romper los bloques que imposibilitan la normalidad política en Catalunya y que en otoño el Govern tenga un proyecto de presupuestos. Si no los tienen que convoquen elecciones, aunque el resultado de esas elecciones puede cronificar la situación de bloqueo.

En Madrid también tienen que acabar de cerrar la investidura. ¿Un Gobierno sin Unidas Podemos sería más difícil que derogara la reforma laboral?

Confío en que acaben llegando a un acuerdo, porque otra cosa me parece una irresponsabilidad. Da igual el formato del acuerdo, ahora bien, hay unas líneas programáticas que tienen que tener claras. Y una de ellos es recuperar los equilibrios que se perdieron con la reforma laboral, que ya pactamos con el Ministerio de Trabajo. El PSOE va a tener que escoger, porque si no tendrán un conflicto encima de la mesa. 

El secretario general de CCOO de Catalunya, Javier Pacheco, en la sede de Via Laietana / Sergi conesa (el periódico)

¿Qué harán entonces los sindicatos si una vez formado Gobierno no hay movimientos en ese sentido?

Lo que sabemos hacer desde siempre: movernos en los centros de trabajo y en las calles. El Gobierno no va a tener días de gracia. Ya estamos cambiando las condiciones de vida de la gente en las negociaciones de los convenios colectivos, pese a tener el marco legislativo en contra. Pero eso tiene que ir acompañado por el marco normativo.

¿Queda margen para mayores subidas salariales?

Han de subir más, porque todavía hay un gran diferencial entre lo que suben los beneficios empresariales y el alza de los salarios. Los trabajadores todavía no han recuperado el poder adquisitivo perdido desde la crisis y cuando hay crecimiento, la gente quiere que este se reparta. Y si no se reparte, se moviliza.

El Govern de Torra aprobó este mes su primera ley. ¿Qué ha hecho y que no ha hecho este Govern para combatir cuestiones como la alta temporalidad?  

La situación de bloqueo hace que este sea el Govern menos productivo que hemos tenido en los últimos 15 o 20 años. En políticas activas de empleo tiene competencias y para la ley del SOC, que serviría para coordinar diferentes servicios en el territorio, todavía no han conseguido los consensos parlamentarios para aprobarla. Venimos denunciando la precariedad que mantienen las oficinas del SOC desde hace tiempo. Más aún cuando ahora deben gestionar la Renta Garantida de Ciudadania.

Para reforzar su gestión se fichó a la consultora Deloitte…

Las restricciones estatales y la falta de presupuestos aquí nos condenan a la externalización y a dar entrada a empresas de trabajo temporal. 

Hablando del sector público, CCOO ha sido quién más delegados a perdido en las últimas elecciones sindicales, en favor de la independentista Intersindical-CSC ¿cuál es su diagnóstico?

Quién más ha perdido también era quién más tenía, aunque junto a UGT hemos mantenido las mayorías en las mesas generales. Dicho esto, ha habido organizaciones como la ANC y facciones dentro de los partidos independentistas que han hecho una apuesta clara para intentar plantear “herramientas de país” [Eines de País]. El país está marcado por un debate político que polariza y es más fácil encontrar esos espacios. No obstante, los resultados que ha obtenido [la Intersindical-CSC] no cuestionan el modelo sindical del país. 

¿Cómo encaran el escenario político que abrirá la sentencia del ‘procés’?

Las respuestas que se han de buscar, en caso de una sentencia contundente del Tribunal Supremo, han de poder denunciar una injusticia, si así se produce. Pero también preservar esa voluntad de encontrar una solución negociada, dialogada y con el consenso de la mayoría de la ciudadanía. No podemos hablar gratuitamente de los espacios del 80% si no generamos espacios reales que puedan juntar a todo el mundo. Los partidos no nos pueden pasar la pelota a la sociedad civil sin tenerlo claro ellos. ¿Sacar a la gente a la calle para qué?