Ir a contenido

pronósticos

El BBVA prevé una desaceleración moderada del sector asegurador

La relantizción general y el agotamiento del mercado en determinados ramos afectan al conjunto

Accidente con seis muertos en una carretera polaca.

Accidente con seis muertos en una carretera polaca. / EPA / MARCIN BIELECKI

BBVA Research prevé una desaceleración moderada del sector asegurador español para los próximos años, como consecuencia de la desaceleración de la economía en general y del agotamiento del mercado en algunos de sus ramos.

Así lo indica en su informe 'Situación seguros' correspondiente al primer semestre, más optimista para el seguro de no vida que para el ramo de vida, ya que este "seguirá en recesión debido a los bajos tipos de interés".

En concreto, BBVA Research prevé que el seguro de no vida crezca un 3% en 2019 y un 2,8% en 2020. A pesar de que las primas de autos experimentarán una desaceleración, la evolución de su contratación seguirá siendo positiva, por encima del 1,8% en 2020.

Según ha indicado, la evolución de las primas estaría condicionada por la evolución de variables como la renta bruta de las familias, la tasa de paro, los precios y, en menor medida, de la inflación de primas.

Por otro lado, la entidad considera que el ramo de salud seguirá creciendo en los próximos años por encima del 5,5%, empujado por la alta inflación del seguro, debido a un encarecimiento de los gastos sanitarios que se traducirá en un aumento del precio medio de las primas.

En cuanto al seguro de hogar, BBVA Research espera que crezca un 3,7% este año y un 3,5% el próximo, gracias a la mejora de la renta de los hogares y a la bajada de la tasa de paro. Por el contrario, ha apuntado que el parque de las viviendas todavía lastra al sector, aunque prevé que la evolución mejorará en los próximos años impulsada por la recuperación del mercado inmobiliario.

BBVA Research también estima que el seguro de accidentes crecerá hasta el 4,1% en 2020, apoyado en la consolidación de la actividad económica, a la que está muy vinculado, aunque también podrían incidir en su evolución otros factores como la recuperación del sector de la construcción y de algunos colectivos como los autónomos.

Respecto al segmento de vida, las perspectivas son más pesimistas, al no percibir cambios a corto plazo en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

El ramo de riesgo seguirá creciendo, con aumentos del 2% y del 6% en 2019 y 2020, respectivamente, ligado a la actividad económica einmobiliaria a través de la concesión de hipotecas. Por el contrario, la entidad espera que el seguro de vida ahorro continúe su racha bajista por la baja rentabilidad real de la renta fija de largo plazo, hasta tocar fondo en 2020 con una bajada estimada del 0,9%.