Ir a contenido

Turismo

El turismo divide España en dos: cae el 'sol y playa' y ascienden las ciudades

Madrid, Barcelona, Málaga o Valencia esperan buenas cifras frente a la caída de Canarias y Baleares

Los hoteleros califican la marca Barcelona de "imbatible" con un 79% de ocupación este verano

Sara Ledo

La terraza, al completo.

La terraza, al completo. / ARDUINO VANUCCI

España se divide por el turismo. En los últimos años, el boom turístico hizo despegar el 'sol y playa' a niveles nunca imaginados gracias a los males ajenos, sin embargo, desde hace un año el sector atiende a una ralentización en el número de llegadas de extranjeros, que se fijaban más en busca de las zonas de costa mediterránea, y a un incremento del turismo nacional que se dirige a las ciudades y no puede compensar el descenso de visitantes externos.

Esta es la radiografía de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) hace respecto al momento actual en el sector turístico y que coincide con la que apuntaba hace unas semanas el lobi Exceltur. Según Cehat, cuando va bien el turismo urbano flojea el vacacional y viceversa, una tendencia que se interrumpió en los últimos años -2016, 2017 y 2018- pero que vuelve con fuerza.

Los hoteleros no hablan de récords, sino de "estabilidad" con ligeros crecimientos en determinadas zonas. Es el caso de Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, San Sebastián, Bilbao, Granada, Sevilla, Salamanca, Sevilla o Ávila. "El turismo urbano ha tenido un buen primer semestre y una muy buena primavera y se prevé un verano similar a 2018", explicó el presidente de Cehat, Juan Molas. También la zona norte de España (Galicia, País Vasco, Cantabria y Asturias) gozará de buenas cifras: "Los excesivos calores hacen que crezcan estos destinos por la mejor climatología, cultura, belleza natural y gastronomía", apuntó Molas. Mientras tanto, Baleares y Canarias, retroceden en turistas. 

'La marca Barcelona es imbatible'

La media de ocupación este verano en Barcelona durante los meses de julio, agosto y septiembre será del 79%, según Cehat. A su juicio, un dato "extraordinario" si se tiene en cuenta que la capital catalana ronda las 65.000 plazas hoteleras. "Es que la marca Barcelona es imbatible", justificó Juan Molas. El presidente de los hoteleros españoles basó su afirmación en el poder de atracción de la ciudad gracias a su oferta "hotelera, gastronómica y cultural". No obstante, también puso el foco en lo que calificó como "incremento desmedido de la inseguridad" a raíz del hurto en el Raval. ·Se tienen que hacer los deberes, el sector hotelero y turístico lo ha hecho y quien tiene que hacer los deberes ahora es la administración pública cuidando la inseguridad",  añadió.             

Caen los precios en Baleares y Canarias

En el frente opuesto a esa estabilidad y ligero crecimiento están las zonas de 'sol y playa' por excelencia como son las islas. Tanto Baleares y Canarias registrarán peores datos respecto al año pasado, tanto en número de visitantes como de precio. "Algunos operadores turísticos hacen presión sobre los hoteleros para que hagan descuentos, no tanto en el mes de agosto que saben que es difícil, pero sí para los meses de septiembre y octubre", aseguró Molas.

Así, en Canarias se prevén bajadas de precios de entre el 10% y el 15%, con Fuerteventura como la isla más afectada y en menor medida también Lanzarote y Tenerife. "En los meses de marzo y abril ha habido una bajada importante del mercado alemán y de los nórdicos y este verano están previstas 417.000 plazas menos que en 2018", apuntó Molas. En Baleares, Ibiza se mantiene muy parecido al año 2018, mientras que Mallorca, con una gran dependencia del mercado alemán, tendrá una temporada muy similar a la pasada. Por su parte, Menorca tendrá un verano "malo" tras un junio y un julio muy flojos, según Cehat.

"El verano será irregular y solo que solo se ve de forma positiva el aumento del turismo nacional", concluyó Juan Molas que aseguró que el 58% de los hoteleros de Cehat pronostica un crecimiento del turismo interno, mientras que el 49% prevé que el turismo extranjero decrezca.

Temas: Turismo