Ir a contenido

Catalana Occidente y Mutual Médica financian a Pensium con tres millones de euros

El Ayuntamiento de Barcelona incorpora la oferta de esta firma a sus servicios sociales

Max Jiménez Botías

Miquel Perdiguer (sentado), consejero delegado de Pensium, y David Igual, director de operaciones.

Miquel Perdiguer (sentado), consejero delegado de Pensium, y David Igual, director de operaciones.

El Grupo Catalana Occidente y Mutual Médica se han incorporado al programa Pensium para financiar operaciones con un compromiso de tres millones de euros. En global desde el inicio de sus actividades, a través de diferentes rondas, Pensium totaliza 6,5 millones captados en el conjunto del programa. Pensiun canaliza esos recursos a través de un vehículo inversor (Pensium Direct) hacia su actividad de alquiler de la vivienda para costear la residencia de los popietarios de esas viviendas. Los inversores, entre los que se encuentran varios 'family offices' recuperan luego la inversión junto con un rendimiento que puede estar en torno al 4%.

además, el Ayuntamiento de Barcelona ha establecido con Pensium un mecanismo de cooperación público-privada para incorporar la oferta de esta firma a sus servicios. Mediante esta colaboración se crea una herramienta para el impulso de las políticas sociales de la ciudad en favor de las personas mayores. Después de cumplir con los diferentes procesos de aprobación técnica y administrativa, ambas entidades han firmado un acuerdo de colaboración mediante el cual las personas mayores con una vivienda en propiedad podrán acceder al programa de la firma para el pago de los gastos asistenciales de una residencia mientras no pueden acceder en una plaza pública o concertada.

Bolsa de inmuebles

El acuerdo incluye también la posibilidad de que los usuarios de Pensium puedan incorporar el inmueble a la bolsa de vivienda de alquiler de Barcelona, con ventajas para el propietario como acceder a las subvenciones del Consorcio de la Vivienda de Barcelona para las eventuales necesidades de rehabilitación de su vivienda. El acuerdo aporta un doble impacto social positivo, puesto que facilita la financiación de los gastos de asistencia a personas con dependencia e incrementa la oferta de viviendas en alquiler a precios asequibles.

Pensium es una 'start up' creada en septiembre del 2016. Los fundadores identificaron el problema social creciente de la dificultad de pago de las plazas residenciales por parte de las personas mayores en situación de dependencia y la necesidad de ofrecer una alternativa a las soluciones privadas existentes hasta este momento, como la hipoteca inversa o la renta vitalicia. El inicio de la actividad abierta al público empezó después del verano de 2017.

La firma, cuyo consejero delegado es Miquel Perdiguer, cuenta con una plantilla de 16 personas y oficinas en Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza, pero el modelo de negocio le permite actuar en cualquier ciudad española. El país cuenta con más de 2,7 millones de habitantes por encima de los 80 años de edad. Y las proyecciones apuntan a 3,5 millones en el 2030. Por otra parte, el importe de las pensiones se sitúa en España en una media de 880 euros y de 550 euros -en el caso de viudedad- y el coste de las plazas residenciales superan los 1.800 euros al mes."Tener mecanismos para dar respuesta a esta situación es de vital importancia", considera Perdiguer.