Ir a contenido

Condiciones laborales

Los salarios por convenio registran hasta junio su mayor alza en la última década

Los sueldos pactados entre patronales y sindicatos suben en el primer semestre el 2,2%, cinco veces más que el IPC

No obstante, dos tercios de las empresas no creen que se recuperen los niveles previos a la crisis hasta el 2025

Gabriel Ubieto

Un trabajador autónomo junto a su camioneta con material de bricolaje.

Un trabajador autónomo junto a su camioneta con material de bricolaje. / Josep García (El Periódico)

Los salarios pactados por convenio han experimentado durante el primer semestre de este 2019 su mayor alza en la última década. Así lo reflejan los datos del Ministerio de Trabajo publicados este miércoles, que constatan un incremento salarial del 2,2% hasta junio. No obstante, el repunte de sueldos que llegó entre finales del 2018 y principios del 2019 parece estancado, pues desde enero que la variación de las remuneraciones medias por convenio no se mueve de ese 2,2%.

La inflación le ha perdido, por primera vez de manera contundente y de momento, el paso al avance salarial y la moderación del IPC hasta el 0,4% en junio contrasta con la resistencia de los sueldos acordados entre patronales sindicatos, que permanecieron anclados en ese 2,2%. Lo corroboran también el diferencial entre salarios y productividad, ya que por primera vez desde el 2010 los primeros crecen por encima de los segundos. A falta de ver como acaba el año, todo ello constata que no se vivía una recuperación de poder adquisitivo por parte de los trabajadores tan acuciada desde el 2009, cuando una deflación del 0,3% anticipaba los peores estragos de la crisis.

No obstante, la estadística no esconde alzas salariales muy magras en la última década. Descontando el repunte del 2019, aupado por el pacto cerrado entre la CEOE, CCOO y UGT en el que pactaron incrementos de entre el 2% y el 3% para el periodo 2018-2020, los trabajadores solo habían ganado de media el 0,9% de poder adquisitivo en los últimos 10 años. Y dicho incremento, cruzado con otros indicadores, revela que la distribución no ha sido igual dentro de todas las categorías laborales, lo que ha ocasionado que esa ganancia de poder adquisitivo quede en entredicho.

El sindicato CCOO, en un informe publicado esta semana con el objetivo de valorar el primer año del acuerdo salarial del 2-3% (conocido como IV AENC), cita los últimos datos del índice de precios del trabajo (IPT). Este mide cómo evoluciona a lo largo del tiempo la remuneración de un mismo puesto de trabajo. Y sus conclusiones entre el 2008 y el 2017 son contundentes: los trabajadores españoles han perdido de media el 10,8% de poder de compra.

Lenta recuperación

En dicho análisis, CCOO también profundiza en la estadística y señala que, si bien en este 2019 el 90,3% de los asalariados ganará o como mínimo no perderá poder de compra, solo el 32% recuperará un punto o más del mismo. "Esta recuperación está siendo muy, muy, muy lenta", según calificó el secretario general de la central, Unai Sordo, en la presentación de dicho informe.

Y no solo CCOO apunta en esa dirección. Este miércoles Infoempleo y Adecco ha presentado su propio balance anual de salarios, en el que recoge que dos de cada tres empresarios cree que los trabajadores de sus empresas no recuperarán el poder adquisitivo previo a la crisis hasta el 2025. También deja otra reflexión sobre la predisposición, como mínimo de algunas compañías, sobre si continuar por la senda de las subidas salariales: Cuatro de cada diez empresas alegan no cubrir vacantes porque los candidatos piden sueldos "demasiado altos".