Ir a contenido

Salud Laboral

Dos constructores detenidos en Lloret de Mar tras un accidente laboral mortal

Los Mossos d'Esquadra sostienen que el fallecido no tenía contrato y que el siniestro se produjo debido a la ausencia de medidas de prevención

El Periódico

Imagen de archivo de un trabajador de la construcción en una obra en la plaza de las Glòries de Barcelona.

Imagen de archivo de un trabajador de la construcción en una obra en la plaza de las Glòries de Barcelona. / Joan Puig (El Periódico)

Dos empresarios de la construcción han sido detenidos por la muerte en accidente laboral de un trabajador que realizaba obras en una casa en Lloret de Mar (Girona). Los Mossos d'Esquadra han comunicado la detención este miércoles, dos meses después de siniestro, al constatar que empleaban a personas en situación irregular y que carecían de los elementos y equipos de seguridad obligatorios.

Según ha informado la policia catalana, la detención tuvo lugar el pasado 5 de julio y los arrestados son dos hombres de 42 y 51 años y nacionalidades búlgara y uruguaya. El accidente mortal se produjo el 7 de mayo, cuando el fallecido  se precipitó al vacío cuando se encontraba trabajando en el tejado de la casa, desde una altura de nueve metros. Los muertos en accidente de trabajo en toda España hasta el mes de abril, últimos datos disponibles, ascienden a un total de 191. 

La investigación de los Mossos ha podido corroborar que la víctima, un ciudadano ruso de 51 años, no estaba dado de alta en la Seguridad Social ni tenía contrato. Al menos otros dos trabajadores estaban también en el momento de los hechos en situación irregular, por lo que huyeron cuando los servicios de emergencia se personaron en el lugar, según fuentes policiales.

Los agentes, que también constataron que la obra carecía de estructuras, elementos y equipos de seguridad obligatorios, localizaron el 5 de julio a los dos responsables de la empresa, vecinos de Lloret de Mar, que fueron detenidos en el municipio de Blanes. Los dos, uno de ellos con antecedentes, quedaron en libertad después de declarar en la comisaría con la obligatoriedad de presentarse ante el juzgado de instrucción cuando sean requeridos.