Ir a contenido

medidas de urgencia

El Govern sube impuestos para ingresar 88,2 millones más

El Ejecutivo catalán eleva el gravamen de las hipotecas, el de las apuestas y otros y acuerda beneficios fiscales en el canon del agua de familias vulnerables

Agustí Sala Fidel Masreal

El vicepresidente del Govern y ’conseller’ de Economia, Pere Aragonès.

El vicepresidente del Govern y ’conseller’ de Economia, Pere Aragonès. / EFE / QUIQUE GARCÍA

El Govern ha aprobado una subida del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD), que grava la constitución de hipotecas y que, tras los cambios legales aprobados por el Ejecutivo central pagan los bancos, y con lo que espera recaudar 81,9 millones adicionales. En su renión de hoy, el Consell Executiu, para paliar la falta de recursos al estar con los presupuestos prorrogados desde el 2017, ha acordado otros  aumentos tributarios que suman un total de 88,2 millones adicionales.

Dentro de este plan, elaborado mediante un decreto ley de medidas urgentes en materia tributaria y de lucha contra el fraude fiscal se incluye también un aumento del impuesto que grava las apuestas y que se eleva a un tipo único del 15%. En la actualidad las deportivas soportan el 10% y el resto, el 13%. Solo afecta las apuestas presenciales, las únicas sobre las que tiene competencias la Generalitat, ya que las 'on line' dependen del Govierno central.

También se extiende a los fondos de titulización el pago del impuesto sobre las viviendas vacías. Se trata de los titulares de grandes paquetes de viviendas vacías quehan conseguido mediante la ejecución de hipotecas y que no tenían que liquidar este gravamen.

Beneficios fiscales

Otro gravamen que sube es el de emisión de óxidos de nitrógeno a la atmósfera por parte de la aviación comercial. El pago se eleva de los 2,5 euros actuales por kilogramo a 3,5. En total, la Generalitat espera ingresar 88,2 milloens de euros adicionales.

A la vez se introducen modificaciones fiscales que entre otras medidas incluyen bonificaciones en el canon del agua para beneficiar, según la protavoz del Govern Meritxell Budó, a unas 40.000 familias, de cero euros por metro cúbico en el primer tramo del canon. 

El decreto ley contempla tres beneficios fiscales, el primero, para combatir la pobreza energética: establece una tarifa social de 0 euros por metro cúbico en el primer tramo del canon del agua para familias en situación de vulnerabilidad.

En caso de superar este consumo, se aplicaría a estas familias un coeficiente del 0,5% a partir del segundo tramo, y la Generalitat estima que esta modificación, si recibe la luz verde del Parlament, podría beneficiar a "cerca de 40.000 familias catalanas".

Un segundo beneficio fiscal que quiere poner en marcha el Govern es introducir un coeficiente reductor del 0,10 sobre el tipo de gravamen general aplicable al consumo industrial de agua para las empresas "que mantengan la actividad industrial en municipios afectados por el cierre de industrias".

Esta segunda medida se aplicará por ahora solo en el municipio de Flix (Tarragona) porque actualmente es el único que dispone de un proyecto de reindustrialización de la zona, pero Govern la ampliará a aquellos municipios que aprueben los mismos planes.

El tercer beneficio fiscal se aplicará también al mismo municipio tarraconense: se introduce una bonificación del 40% a las empresas sobre la deposición controlada de los residuos industriales, en cumplimiento de un acuerdo del Consejo de Ministros de diciembre del 2017.

Plan contra el fraude

A su vez, dentro del plan de prevención y reducción del fraude fiscal y de fomento de las buenas prácticas triutarias 2019-2022 se incluyen algunas medidas para aumentar la recaudación. Una de las medidas estrella, ya anunciada por el 'vicepresident' y 'conseller' d'Economia, Pere Aragonès, será la publicación de una lista de morosos con los impuestos propios y cedidos de la Generalitat, en la misma línea que la  que publica la Agencia Tributaria estatal. 

Una de ellas es la prohibición de que la Entitat Autònoma de Jocs i Apostes (EAJA) suministre nuevos cartones de bingo a los establecimientos de juego que tengan pendiente el pago del impeusto al juego.

Se considerará "muy grave" la realización de actividades de juego, sin haber liquidado el gravamen correspondiente que grava esta actividad.

El plan prevé que la Agència Tributària de Catalunya (ATC) podrá usar las finazas que actualmente ya depositan los operadores de juego para atender el pago de premios y snaciones también para ejecutar las deudas derivadas d ela tributación.