Ir a contenido

adquisición

El Grupo Julià compra Autocares Padrós por 2,5 millones

Con la operación, la compañía suma 20 nuevos vehículos a su flota de 450

Agustí Sala

El Grupo Julià compra Autocares Padrós por 2,5 millones

El Grupo Julià, compañía especializada en servicios de turismo y movilidad, ha adquirido Autocares Padrós por 2,5 millones de euros. Con esta adquisición, la empresa de transporte discrecional de pasajeros amplía su flota de autocares con 20 nuevos vehículos, hasta un total de 280 e incorpora a 30 trabajadores procedentes de Autocares Padrós, entre los que se encuentran Valle y Marc Padrós, hijos del fundador, José Padrós.

La operación por parte de la compañía propiedad de la familia Adell refuerza y optimiza su capacidad de servicio en la zona norte de Barcelona, así como en toda el área del Vallès y del Maresme. La ampliación de la flota por parte de Autocares Julià permitirá intensificar además los servicios de transportes de cruceristas.

Entre los nuevos clientes que pasarán a ser gestionados por Julià se encuentran empresas del sector turístico, como el turoperador receptivo especializado en Extremo Oriente, Kuoni, o Japan Tavel Bureau (JTB), el RCD Espanyol, tanto los desplazamientos del primer equipo como el de las diferentes secciones, el Grupo FCC y diversos centros escolares, como Escola Pia de SarriàGarbí  Voramar, entre otros.

Nueva campa

La compra de Autocares Padrós, fundada en 1967 y con una facturación de unos 4 millones de euros, conlleva también el alquiler de una nueva campa en Montcada i Reixac, de más de 6.000 metros cuadrados y equipada con oficinas y servicios, que podrá acoger hasta 80 autocares.

Esta nueva base de operaciones, junto con la que la compañía ya tiene en su sede corporativa de L’Hospitalet de Llobregat, permitirán un importante ahorro en desplazamientos, tiempo y combustible, reforzando la competitividad y las opciones comerciales de Autocares Julià, según fuentes de la empresa.

Grupo Julià tiene presencia en más de 40 ciudades en 18 países, cuenta con más de 5 millones de clientes a nivel internacional. La compañía emplea a más de 1.600 personas, cuenta con una flota de 450 vehículos y alcanzó una facturación de 341 millones de euros el año pasado.

El grupo se organiza en tres grandes divisiones: la de Turismo ‒a través de las marcas Julià Tours, Julià Travel, Julià Travel World Wide, Julià Central de Viajes, Rainbow Tours e iVenture Card ‒ cubre los principales servicios de la actividad turística, como la touroperación, los servicios de turismo receptivo o la agencia de viajes minorista, especializada en viajes de negocios; la de 'City Tour Worldwide', con su marca City Tour, se ha posicionado como el segundo operador internacional de autobuses turísticos con un desplazamiento total de más de 4 millones de pasajeros enel  2018; la división de transporte ‒a través de las marcas Autocares Julià, Autocares Nadal, Julià Rent-a-car, Direct Bus y Julià Premium‒ está especializada en servicio discrecional, servicio regular, servicio regular de uso especial, buses de lujo y alquiler de vehículos.