Ir a contenido

Estudio de HomeAway

Los pisos turísticos generaron un impacto económico de 4.397 millones en 2018

Casi 6,3 millones de españoles se alojaron en viviendas turísticas el año pasado

Sara Ledo

Turistas en el centro de Barcelona.

Turistas en el centro de Barcelona. / RICARD CUGAT

Casi 6,3 millones de residentes en España se alojaron en una vivienda turística en 2018, generando un impacto económico de alrededor de 4.400 millones de euros, según una encuesta realizada por la Universidad de Salamanca para la empresa de alquiler vacacional HomeAway.

Así, de esos 4.400 millones de euros generados, 3.260,7 millones de euros corresponden a gastos en estancia, como compras y consumiciones de todo tipo de productos y servicios, mientras que el resto se destina al alquiler. "El 59% de ese gasto (1.100 millones) se realizan en cercanía por lo que produce un gran impacto en la economía de proximidad", advirtió el director de HomeAway en el sur de Europa, Juan Carlos Fernández durante la presentación del estudio. Según este, y a pesar de los numerosos rifirrafes entre hoteleros y viviendas turísticas, ambos negocios son complementarios puesto que el 81,3% de los usuarios encuestados que se alojaron en viviendas turísticas en 2018 también lo hicieron en hoteles.

Más gasto que en el hotel

La encuesta también apunta que los usuarios de viviendas turísticas se gastan más en sus viajes que aquellos que van a hoteles. El gasto medio de los usuarios de vivienda turística es de 2.092 euros y el de quienes van a hoteles se reduce a 1.606 euros. El motivo no es que los pisos sean más caros, sino que los usuarios de viviendas turísticas tienen una estancia más larga (5,3 noches) frente a los que se alojan en hoteles (3,6 veces) y viajan más veces: 2,5 veces al año frente a 1,2 veces de los hoteles.

Así, si bien el gasto en alquiler y estancia por persona "durante toda la estancia" fue de 556,4 euros por persona en vivienda y 625,13 euros en hotel. Al dividir esta cifra, el gasto por persona en la estancia es muy similar en pisos de alquiler y viviendas turísticas (412,66 euros y 411,54 euros, respectivamente), sin embargo, al comparar el precio del alquiler la cosa cambia. El alquiler de una vivienda turística le cuesta una media de 143,88 euros por persona, mientras que el hotel asciende a 213,59 euros.

El gasto por persona al año en el alojamiento vacacional asciende a 814,67 euros, en el caso del alquiler turístico, y de 1.907,60 euros en el caso de los establecimientos hoteleros.