21 sep 2020

Ir a contenido

Control horario

11.510 millones de euros y 276.000 empleos se ahorran las empresas con las horas extras no pagadas

Un informe de CCOO cifra en más de un millón de trabajadores en España trabajan más de lo que pone en su contrato; 135.189 de ellos en Catalunya

Gabriel Ubieto

Un camarero cobra una cuenta en un restaurante de Barcelona.

Un camarero cobra una cuenta en un restaurante de Barcelona. / JOAN CORTADELLAS

El pasado mes de junio España alcanzó su récord de ocupación con 19,5 millones de afiliados a la Seguridad Social. No obstante, estos podrían ser más si todos los trabajadores se ciñeran a realizar las horas que pone en su contrato y las empresas no incurrieran en la práctica de las horas extras no pagadas. Concretamente, la población ocupada aumentaría en 1.046.000 personas y la Seguridad Social pasaría a ingresar un total de 11.500 millones de euros más al año, que actualmente los empresarios se ahorran en cotizaciones no pagadas, tal como cifra un informe de CCOO presentado este miércoles.

La semana que viene se cumplen dos meses de la entrada en vigor de la nueva normativa que obliga a las empresas a llevar un registro efectivo del número de horas que trabajan sus empleados. Esta normativa fue aprobada con la intención de combatir el creciente número de horas extras ilegales que se realizan en España y, en este sentido, CCOO arroja cifras al respecto: en España se trabajan realizan unas 528 millones de horas extras al año, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en base a datos del 2018.

Catalunya, por su elevado peso en el conjunto de la economía española, concentra uno de los mayores nichos de horas extras. Concretamente, el informe de CCOO señala que esta autonomía pierde 32.500 puestos de trabajo y alrededor de 1.465 millones de euros, en concepto de cuotas no pagadas a la Seguridad Social, por la prolongación indebida de la jornada laboral sin remunerar. No obstante, Madrid es el gran agujero de las horas extras no pagadas, pues uno de cada cuatro trabajadores que realizan horas extra no pagas en España ejerce en dicha comunidad, el doble que en Catalunya.

Las horas extras son cosa de veteranos

El perfil del trabajador que acaba echando horas de más en su empresa y que a final de mes no cobrará no encaja, según los datos del sindicato, con los sectores más precarizados del mercado laboral. De la misma manera que han sido los trabajadores más veteranos y con unas condiciones más estables los que han sufrido una mayor pérdida de poder adquisitivo una década después de la crisis, las jornadas prolongadas las aguantan los profesionales más consolidados.

Según el retrato robot que dibuja el informe de CCOO, el empleado que incurre en las horas extras no pagadas es un hombre (65%), de entre 30 y 49 años de edad (63%),  con contrato indefinido (82%) y que trabaja en el sector servicios (74%), con un contrato a jornada completa de 40 horas (70%).

Temas CCOO Empleo