Ir a contenido

FERIA SIL EN BCN

El auge logístico destapa escasez de mano de obra cualificada

El sector ya supone el 8% del PIB pero sufre falta de camioneros y de expertos en 'big data'

La feria SIL y los congresos asociados traen a Barcelona a cientos de expertos a la ciudad

Eduardo López Alonso

Trabajadores del sector del transporte de mercancías por carretera y de logística protestando frente el Salón Internacional de la Logística (SIL).

Trabajadores del sector del transporte de mercancías por carretera y de logística protestando frente el Salón Internacional de la Logística (SIL). / María Belmez (ACN)

El crecimiento acelerado del sector logístico crea un efecto colateral que preocupa: escasez de mano de obra cualificada. El Salón Internacional de la Logística (SIL) que ayer abrió sus puertas en Barcelona sirve para evidenciar ese déficit y también otros logros. El sector de la logística está en auge. Supone ya el 8% de PIB español y crece el 5,6%, según recordó el propio ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la inauguración del salón. El presidente de Pimec Logística, Ignasi Sayol, presentó por la tarde un estudio que eleva ese porcentaje al 12,19% del PIB catalán, entre actividades logísticas propiamente dichas (4,45%) y los consumos intermedios o compras que hace el sector a otras industrias (7,74%). 

En España, el sector da empleo a un millon de trabajadores y las contrataciones están aumentando a un ritmo próximo al 8% anual. Pese a todo, entre las empresas crece la sensación de que existe un claro desajuste laboral  y escasez de mano de obra cualificada, que irá agudizándose.

ESCASEZ / Y mientras sus trabajadores piden subidas salariales –había ayer protestas en la puerta del SIL–, diversos estudios apuntan a una alarmante falta de profesionales formados. Faltan en el sector logístico camioneros y carretilleros, pero también expertos en análisis de 'big data' y directivos capaces de congeniar con la economía 4.0. Según la segunda edición del estudio, 'La importancia de la mano de obra en el sector logístico', realizado por Mountpark y la compañía USAA Real Estate, existe ya una «alarmante falta de conductores de camiones y trabajadores de almacén, pero también dificultades para ocupar cargos de responsabilidad en la dirección». 

En España también se percibe claramente ese déficit. Según la Unión Europea de Transporte por Carretera (UETR) faltan en España del orden de 15.000 conductores, aunque existen 22.000 personas con carnet de camión y que buscan empleo. El 70% de los conductores tienen más de 50 años. En el caso de Reino Unido, el déficit llega a 55.000 conductores. El estudio de Mountpark afirma que Alemania requerirá 150.000 conductores en los próximos 15 años. 

Otro estudio de Prologis que se presenta este jueves apunta también a la pérdida de atractivo del sector para los más jóvenes. Critican que el 64% de los profesionales tienen que recorrer más de 15 kilómetros de distancia entre su hogar y el puesto de trabajo. Los centros de trabajo se sitúan en las principales urbes (52%), donde es más caro tener residencia habitual, mientras los salarios son moderados (generalmente menos de 2.500 euros mensuales, con noches fuera de casa). Los salarios no tienden a subir, ya que siguen siendo uno de los componentes del gasto de las empresas más importantes, del orden del 30% según el estudio de Prologic. 

Como ejemplo de esas tensiones laborales que vienen, UGT y CCOO mostraron ante la puerta del SIL su descontento después de ocho años sin convenio colectivo en el sector de mercancías y logística y la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores del sector en ese periodo. Denuncian los sindicatos la intención de las empresas de implantar la jornada laboral ordinaria durante siete días a la semana, sin opción a la conciliación laboral y familiar. Y anunciaron una huelga en septiembre si no se abren negociaciones. El responsable de Transporte por Carretera de UGT Catalunya, Juan José Pérez, acusó a las patronales de llevar a cabo un «bloqueo constante» para posponer cualquier subida salarial, pese al auge del sector. «Estamos perdiendo poder adquisitivo, en torno al 8,5% en ocho años, y la patronal no está dispuesta a aceptar subidas», dijo Juan Linero, de CCOO.

ENCUENTRO EMPRESARIAL / El SIL pareció ayer más foro empresarial y económico que feria. Para Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca y presidente del SIL, «Barcelona organiza la cumbre logística más relevante que se ha hecho nunca en el mundo, con más de 700 empresas expositoras procedentes de 43 países». Junto al salón, un congreso mundial de zonas francas y el Intrade Summit, que engloba el congreso Alacat de agentes de carga y operadores logísticos de América Latina; el congreso de aduaneros; el congreso Medalogistics (de transporte de la zona mediterránea); y la feria eDelivery. Muchas brújulas para único sentido,  crecimiento. 

Inauguración del SIL. 

Ábalos recordó que el número de paquetes que se distribuyen al día en España se ha multiplicado por 10 en los últimos cinco años y que ese es el gran catalizador del cambio en una tendencia al «intercambio masivo y global de productos». Según el último estudio de la CNMC sobre el sector, nueve de cada 10 compradores por internet en España recibieron algún paquete.

Hay consenso en que el corredor mediterráneo es una infraestructura clave para el crecimiento del sector logístico y para la economía española. «Cumple con el calendario anunciado», aseguró Ábalos. Las inversiones licitadas ascendieron a 228 millones de euros el año pasado. 

Massimo Marsili, director general de Transporte en España de XPO Logistics –el mayor estand de la feria–, reconoce que el comercio electrónico ha cambiado el sector: «La clave del transporte en Europa pasa ahora por la correcta combinación del tren, el transporte por carretera y el barco. Falta mano de obra cualificada y leyes adaptadas a las nuevas necesidades».