Ir a contenido

mercado laboral

El salario del español de a pie se dispara el 6%, hasta los 1.248 euros

La hostelería continúa como el sector peor pagado, con un sueldo medio de 1.038 euros mensuales

La brecha salarial entre hombres y mujeres apenas se reduce en 0,4 puntos, unos 34 euros al mes de media

Gabriel Ubieto

El salario del español de a pie se dispara el 6%, hasta los 1.248 euros

Toni Galán (EFE)

Tras años de estancamiento y pérdida de poder adquisitivo para los españoles de a pie, que veían como la economía crecía pero sus salarios no, el 2017 fue un buen año para sus bolsillos. El sueldo más frecuente en España se disparó en el 2017 el 6%, hasta los 17.482 euros anuales, lo que vendrían a ser 1.248 euros mensuales (en 14 pagas). Así lo refleja la Encuesta de Estructura Salarial, publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que constata una subida generalizada de los salarios, aunque sin grandes novedades entre sectores y una reducción ínfima de la brecha salarial entre hombres y mujeres.

En un año en el que el PIB creció el 3,1%, la masa salarial en España también aumento, aunque a menor ritmo. El salario medio se fijó en los 23.646,5 euros anuales, con un incremento del 2,1%, lo que representa la mayor subida desde el año 2009. Algo más fidedignas para medir el salario real de los españoles son las fórmulas del salario más frecuente, disparado el 2017 y que revela un alza de las capas con menor bonanza, y el salario mediano, es decir, el que cobra la capa media de la población. Este se situó en los 19.830,1 euros anuales; una cifra el 2% superior que en el 2016.

Catalunya se vio beneficiada con mayor intensidad del alza salarial, siendo además una comunidad donde el salario medio es el 6,5% más alto que en la media del territorio español. La nómina media cerró el año en los 25.180,4 euros, el 3% superior a la del año anterior y aumentando por tercer año consecutivo distancias con la media de España. No obstante, los vascos (28.204,49 euros) y los madrileños (27.089,12) fueron los trabajadores que cobraron los salarios medios anuales más altos en el 2017. Siendo estas tres comunidades las únicas por encima de la media. Los peor remunerados fueron, un año más, los extremeños (19.672,4 euros).

Pese a las estructurales diferencias territoriales, las subidas de los diferentes indicadores revelan que los españoles no perdieron poder adquisitivo en el ejercicio del 2017, ya que la inflación cerró en el 1,1%. Una novedad, dados los pobres crecimientos de los salarios en ejercicios anteriores, que no por ello compensa la pérdida de poder adquisitivo acumulada que sufren los españoles. Aplicando la inflación de diciembre del 2008 al diciembre del 2017, los trabajadores han perdido el 3,1% de poder de compra.  

La igualdad va lenta

Una de las notas negativas de los datos de la Encuesta de Estructura Salarial de este 2017 es la pobre reducción de las diferencias entre los salarios que perciben los hombres y los que perciben las mujeres. Ellos ganaron 26.391,8 euros al año, mientras que ellas 20.607,8 euros; lo que deja una brecha salarial del 21,9%, casi igual que el 22,3% que se registró en el 2016. Lo que se traduce en unos 34 euros al mes de media.

El techo de cristal, es decir, las dificultades de las mujeres para ascender, o la pared de cristal, es decir, que las mujeres tiendan a especializarse en determinados sectores, son las variables más citadas por los expertos. Los datos del INE reflejan que una de las brechas salariales más abultadas se encuentra entre la profesión mejor pagada: directores y gerentes. Entre ellos y ellas imperó el 2017 el 22,6% de desigualdad salarial. 

La hostelería sigue a la cola

Las diferencias entre los sueldos de unos sectores y otros continúan y a penas hubo movimiento en este sentido en el 2017 respecto a años anteriores. La hostelería, una profesión que ese año ocupó a 1,6 millones de personas, alrededor del 10% del mercado de trabajo, fue un año más la peor pagada. De media un trabajador ganó 14.540,1 euros anuales, lo que sería en 14 pagas unos 1.038 euros al mes. También es cierto que, tras una notable bajada de salarios entre el 2011 y el 2014, este fue el tercer año consecutivo de ascensos, con un incremento del 2,9% respecto al 2016.

Los profesionales de los suministros de energía, ocupación con un peso menor en la economía y que en el 2017 dio empleo a 83.500 personas, repitieron como los mejores pagados; con sueldos de 52.014,8 euros anuales (unos 3.715 euros al mes). 

Más inestables, peor pagados

Los trabajadores a tiempo completo con un contrato indefinido y una mayor antigüedad siguen siendo los mejores pagados, de media, en el mercado laboral español. Un temporal gana el 32,1% menos que un indefinido, pese a que los salarios de estos subieron algo más en el 2017. No obstante, la brecha importante se encuentra entre los trabajadores a tiempo completo y los de a tiempo parcial, copado habitualmente por mujeres. Los que no trabajan toda la jornada llegan a ganar de media el 60,1% menos que los otros.

Temas: Salarios