Ir a contenido

privatización fallida

Acciona vende por 170 millones el derecho a indemnización por la antigua ATLL

Fortress, un fondo especializado en pleitos, también tendrá derecho a buena parte de la suma que se pueda obtener en los tribunales por posibles daños y perjuicios ppr parte de la Generalitat

Agustí Sala

Acciona ha cerrado un acuerdo con un fondo especializado en pleitos por el que ha vendido por 170 millones de euros para los derechos futuros a indemnización por la anulación del contrato de la antigua Aigües Ter Llobregat (ATLL), que tuvo que traspasar a la Generalitat tras un fallo judicial. La privatización de la antigua ATLL fue la mayor acometida por la Generalitat en toda su historia, por un valor de unos 1.000 millones.   

El pacto con de Acciona con Fortress, el fondo estadounidense que ha cerrado el trato, según fuentes conocedoras de la operación, incluye este precio de 170 millones y "otro contingente en función del importe que finalmente le sea reconocido por la Generalitat y/o los Tribunales de Justicia", según un comunicado de la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Acciona poseía el 76,05% de la concesión y ya le fueron reconocidos 53,8 millones por parte de la Generalitat como compensación y que la compañía pensaba recurrir en los tribunales. Según la empresa, la anulación del contrato, en cumplimiento de un dictamen del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), contemplaba una compensación de 305 millones. En la actualidad la antigua concesión, que abastece de agua a un área de más de cuatro millones de habitantes, el área metropolitana de Barcelona y otras comarcas adyacentes, se ha convertido en la empresa pública ATL.

La compañía presidida por José Manuel Entrecanales y el fondo Pioneer, socio en ATLL, tacharon de "ilegal" la actuación de la Generalitat. El Ejecutivo catalán admitió finalmente pagar como anulación de contrato 53,8 millones, pero previamente había estimado que debía reclamar a los antiguos concesionarios 38,4 millones.      

Con este acuerdo con el fondo especializado, Acciona se embolsa prácticamente la indemnización a la que tenía derecho por la participación en la concesión, según fuentes próximas a la compañía. A su vez deja la puerta abierta a ingersar en el futuro compensaciones por daños y perjuicios que puedan admitir los tribunales y que el grupo cifraba en torno a los 1.000 millones de euros. Fortress ha adquirido los derechos para poder embolsarse una buena parte la cifra que se obtenga, pero Acciona tiene opción a ingresar una parte.

El sistema de vender los derechos de pleitos ya se utilizó por ejemplo con el fondo británico Therium Group Holdings Litigation que acordó financiar hasta 100 pleitos de dueños de gasolineras contra Repsol, Cepsa o BP, las tres petroleras con mayores redes de estaciones de servicio en el pais.