Ir a contenido

8.000 afectados

Hacienda devolverá el IRPF de maternidad a quienes se les denegó antes de la sentencia del Supremo

La ministra Montero ha confirmado que las afectadas tendrán que volver a hacer el trámite en la web

Sara Ledo

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / JOSÉ LUIS ROCA

El ministerio de Hacienda procederá a devolver el IRPF a 8.000 madres y padres que tributaron por sus prestaciones de maternidad y paternidad entre los años 2014 y 2017, a quienes la Agencia Tributaria denegó la devolución al pedirla antes de la sentencia del Tribunal Supremo que dejó exentas las prestaciones por maternidad y paternidad. En total, devolverá entre 10,5 y 11 millones de euros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado esta decisión después de reunirse este miércoles con algunas integrantes de la Asociación de Afectadas y Afectados del IRPF de maternidad y paternidad que suman un total de 774 personas, a quienes les ha asegurado que se resolverá la devolución en un plazo de entre tres y cuatro meses. Según explicó Montero posteriormente a los medios, el procedimiento que deben seguir las personas afectadas será "el mismo que el resto de contribuyentes". Es decir, solicitar el reintegro a través del formulario disponible en la página web de la Agencia Tributaria.

María Jesús Montero ha asegurado que esta es una solución favorable "para el 100% de los casos estatales" que no han prescrito y confía en que las diputaciones forales sigan la misma línea que el Gobierno central. Además, la ministra agregó que también afectará a aquellos años anteriores a 2014 en los que eventuales recursos interpuestos por los contribuyentes hubiesen interrumpido la prescripción "el tiempo suficiente como para que aún no se hubiesen cumplido los cuatro años de prescripción que marca la Ley General Tributaria". En este caso, los solicitantes deberán presentar una solicitud ordinaria por registro electrónico o presencialmente en las oficinas de la Agencia Tributaria. 

Una sentencia del Supremo de octubre de 2018 dejó exentas de tributación las prestaciones por maternidad y paternidad entre los años 2014 y 2017 (aquellos que no hubiesen prescrito ya). Entonces, el Gobierno aprobó vía real decreto-ley un mecanismo para proceder a la devolución de la cuantía pagada en estos ejercicios, en la cual también extendió la devolución a los permisos de maternidad y paternidad de los empleados públicos. "Nos pareció de justicia que no solo recibieran esa devolución las personas afectadas por la sentencia sino también un grupo de funcionarios que cobran a través de otra mutualidad y estaban excluidas del ámbito de la sentencia", explicó Montero.

Sin embargo, un grupo de mujeres (también algunos hombres, aunque menos) habían reclamado por esas prestaciones antes de la sentencia del Supremo por lo que "surgió la duda" sobre su situación. "Nos comprometimos a buscar las posibles salidas jurídicas que permitieran hacerlo con rigor peor hacerlo, teniendo en cuenta que aquellas madres que habían sido pioneras en entender que no había lugar que se le retuviera esa parte del IRPF no cobrarán lo que sí harían el resto de mujeres", explicó la ministra. Y así ha sido, a partir de este miércoles, todas las 8.000 mujeres y hombres que fueron pioneros en luchar por sus derechos podrán volver a hacerlo, como el resto.

Según ha explicado la ministra, la cuestión legal que impedía la devolución de este reintegro se ha resuelto en que la Abogacía del Estado "entiende" que la redacción del decreto ley que se hizo para dar cobertura a todas las personas en esta situación le daba ese derecho a "todas las madres a las que no había prescrito el derecho de reintegro". Es decir, hacia universal el derecho de reintegro.

Montero ha avanzado que el 90% de las solicitudes presentadas para la devolución del IRPF de maternidad y paternidad ya han sido resueltas, mientras que las que están en trámite se resolverán "a lo largo de las próximas semanas". En total, ya 734.000 madres y padres han recibido el reintegro de las retenciones del IRPF referidas al periodo 2014-2017, lo que suma un total superior a los 960 millones de euros. La cuantía para las madres ronda los 2.000 euros, mientras que para los padres es de 460 euros, debido a la menor duración del permiso que, con carácter general, disfrutan los padres respecto de las madres. Desde el año pasado ya no se retiene esta parte del IRPF, es decir, no habrá nuevas devoluciones en el futuro."En el futuro seguiremos trabajando para que los permisos de paternidad y maternidad se equiparen, para que no existan estas diferencias en las cuantías", agregó Montero.