Ir a contenido

APROBADO EN EL BOE

Los estibadores valoran el convenio pero denuncian falta de libertad sindical

La Coordinadora, principal sindicato del sector, considera que otorgar la última palabra en caso de conflicto a la comisión paritaria reduce su capacidad negociadora

Eduardo López Alonso

Terminal de contenedores del Puerto de Algeciras (Cádiz).

Terminal de contenedores del Puerto de Algeciras (Cádiz). / A. Carrasco Ragel (EFE)

La publicación del nuevo convenio colectivo de los trabajadores de los puertos después de nueve años de paralización del marco legal recibió este lunes la acogida agridulce por parte del principal sindicato del sector, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar. El sindicato considera que "la alegría se ve empañada porque se trata de un convenio en el que se desvirtúa la competencia negociadora de los trabajadores, pues se vulnera un derecho fundamental: la libertad sindical". El elemento más conflictivo es que el convenio "obliga a que los firmantes del mismo estén presentes en todos los acuerdos de empresa, tengan o no representación sindical. Un gesto sintomático que no parece perseguir el bienestar laboral de los trabajadores", considera Miguel Ángel Hormigo, coordinador general de la CETP.

El sindicato critica que ante cualquier conflicto de intereses se chocará siempre con el techo de cristal de la Comisión Paritaria Nacional, pues se le otorga poder vinculante y resolutivo, no de mediación. Para Hormigo, el nuevo convenio "es una noticia agridulce, pues se trata de un convenio que hipotecará durante ocho años y no responde a las demandas de los trabajadores. Quienes lo han firmado no están representando nuestros intereses que se supone que es para lo que han sido votados".

El nuevo convenio afecta en su contenido a más de 4.000 trabajadores que se verán beneficiados en relación a la promoción profesional y la formación, ya que recoge la recuperación de compromisos sociales del anterior convenio (permisos, jubilaciones con relevo o un plan de igualdad) e incluye en su ámbito salarial una mejora que trata de compensar los años en los que el convenio laboral ha estado congelado o paralizado como consecuencia de la crisis económica y de la falta de acuerdo en la negociación entre sindicatos y Puertos del Estado.

Este convenio será de aplicación, desde 1 de enero de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2026, excepto en aquellos conceptos para los que se establecen fechas de vigencia diferentes. Además, durante la vigencia del mismo, se constituirá una Comisión Paritaria, para dar trámite a un conflicto o demanda expuesta por cualquiera de los firmantes de este convenio, que está sometido a lo establecido en la normativa laboral y presupuestaria, requiriéndose para su validez la previa autorización de la Comisión de Seguimiento de la Negociación Colectiva de las Empresas Públicas (CSNCEP) u órgano de la administración competente, conforme a la ley de Presupuestos Generales del Estado aprobada anualmente.