SECTOR TEXTIL

La moda infantil facturó el 6,9% menos el año pasado en España

Primark y Zara lideran las ventas del sector frente a los especialistas

Tienda de moda infantil. 

Tienda de moda infantil.  / FERRAN NADEU

1
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El sector industrial de moda infantil está a la baja en España. En el 2018, la facturación del sector cayó el 6,9% respecto del año anterior, según los últimos datos presentados por el panel de consumo Worldpanel Fashion de Kantar. La consultora achaca esta tendencia a la bajada de la natalidad, ya que durante la primera mitad del 2018 se registraron 179 mil nacimientos, el 6% menos que el año anterior. El 12% de la facturación del sector textil proviene de la moda infantil (hasta 14 años). Este retroceso supuso en la práctica la pérdida de 300.000 compradores. Con respecto al gasto, hasta abril del 2019, el comprador español de moda infantil gastó una media de 125 euros anuales, el 1,2% menos que el mismo periodo anterior, pero el 33,4% menos que en el 2009. 

El peso de las grandes cadenas internacionales se hace notar. Durante el último año, el 74% de los compradores de moda infantil compraron alguna prenda en las cadenas de moda, que ya concentran el 54,2% del gasto realizado para los más pequeños, lo que hace que se sitúen como un canal de compra clave. Primark y Zara, que llegan a 3,6 y 2,8 millones de compradores respectivamente, centran buena parte de la actividad y no las cadenas especialistas en moda infantil, entre las que destaca Mayoral, con 0,6 millones de compradores dispuestos a pagar un precio medio más alto. 

Noticias relacionadas

La búsqueda de precio obliga a las cadenas especialistas en moda infantil a competir no solo con las grandes cadenas de moda, si no que también se enfrentan directamente a las cadenas del híper y súper, dónde Carrefour ya alcanza los 2,5 millones de compradores. 

En opinión de Rosa Pilar López, Individuals Panel Director de Kantar Worldpanel Division, "las cadenas generalistas juegan con la ventaja de que son cadenas donde la madre compra también su ropa. Por lo tanto, en un único espacio puede hacer la compra para toda la familia. Factor clave en el momento en el que nos encontramos, ya que la frecuencia de visita y compra ha ido cayendo año tras año".