Ir a contenido

sector financiero

La nueva era hipotecaria

La nueva ley de contratos de estos créditos entra en vigor este domingo con más de tres años de retraso

La norma aumenta la protección de los clientes pero puede encarecer los créditos y reducir su concesión

P. Allendesalazar

Campaña hipotecaria de Bankia.

Campaña hipotecaria de Bankia.

Suscribir una hipoteca no volverá a ser lo mismo. Este domingo entra en vigor la nueva ley de contratos hipotecarios, que incorpora a la normativa española una directiva europea del 2014 que tenía que haberse adoptado como tarde en marzo del 2016. La nueva norma va a proteger más a los clientes, pero al mismo tiempo va a alargar el proceso de contratación y dará lugar a menos hipotecas y más caras.

Los bancos pasarán a tener que asumir la mayoría de los gastos de constitución de los préstamos (gestoría, notaría y registro), mientras que el pago de la tasación lo tendrá que abonar el cliente, que también deberá pagar las copias adicionales de las escrituras que solicite, pero no la primera. La ley también recoge la opción que tienen las partes de pactar la dación en pago (la entrega del inmueble o de los ingresos obtenidos por su venta para saldar la deuda), una posibilidad que ya está reconocida en la ley hipotecaria de 1946 que se quiere reforzar ahora con una exigencia de mayor transparencia en la información al consumidor.

Las entidades también tendrán más difícil iniciar los trámites para ejecutar las hipotecas en caso de impago y proceder al desahucio de su cliente. Así, se han endurecido las condiciones para que puedan declarar el vencimiento anticipado del crédito por incumplimiento del hipotecado. Solo podrán hacerlo si el cliente ha dejado de pagar doce cuotas (hasta el 2013 eran tres) o la cantidad en mora equivale al 3% del capital del crédito en la primera parte de la vida del préstamo, y durante 15 cuotas o el 7% del capital en su segunda parte.

Comisiones más bajas

Los intereses en caso de demora en los pagos de las cuotas, asimismo, se han rebajado al interés del crédito más tres puntos porcentuales. Pagar por adelantado las hipotecas también será más barato. En los créditos a tipo variable supondrá un coste del 0,25% en los tres primeros años del préstamo o del 0,15% en los cinco primeros años. Pasado esos plazos será gratuito. Para las de tipo fijo, la comisión será del 2% en los 10 primeros años y del 1,5% en el resto. Asimismo, se ha fijado una comisión del 0,15% por cambiar la hipoteca de tipo variable a tipo fijo (sea en la misma entidad o cambiando el crédito a otro banco) durante los tres primeros años.

Todas estas novedades pueden encarecer las hipotecas y reducir su concesión, según han advertido el Banco de España y el sector. Además, se alargarán los trámites: los bancos deberán dar a los clientes 10 días para analizar la información precontractual de los préstamos inmobiliarios antes de firmarlos y tendrán que ofrecer una ficha estandarizada para que estos puedan comparar las condiciones hipotecarias que les ofrece cada entidad.

Temas: Hipotecas Bancos