SECTOR AÉREO

Las 'low cost' disparan un 75% los viajeros directos entre Barcelona y EEUU

La compañía Norwegian acaba de estrenar este viernes la ruta BCN-Chicago, su quinto destino en EEUU

Vuelo inaugural de Norwegian entre Barcelona y Chicago.

Vuelo inaugural de Norwegian entre Barcelona y Chicago.

3
Se lee en minutos
Josep M. Berengueras

El tráfico directo de pasajeros entre Barcelona y EEUU es uno de los que más crece. El inicio de la operativa de las compañías de bajo coste Norwegian y Level ha supuesto que, en solo dos años, el número de viajeros directos entre ambos destinos se incremente un 75%. Y esta cifra seguirá subiendo, con apuestas como las de Norwegian, que acaba de sumar Chicago a su oferta desde la capital catalana.

Antes del aterrizaje de Norwegian y Level en El Prat (verano del 2017), un total de 940.000 pasajeros viajaban al año entre Barcelona y algún destino de EEUU de forma directa. En el primer año de operativa de ambas ‘low cost’, el tráfico directo aumentó a 1,4 millones, y en los últimos 12 meses, han sido 1,65 millones los viajeros directos, lo que supone un incremento del 75% en dos años. La mayoría de este incremento fue soportado por Norwegian (400.000 viajeros) y Level (175.000).

Estas cifras seguirán en aumento, pues por ejemplo este viernes Norwegian inició el vuelo directo Barcelona-Chicago, que operará cuatro veces por semana. Se trata del quinto destino que opera la aerolínea de bajo coste entre Barcelona y EEUU tras Nueva York, Los Angeles, San Francisco y Miami.

La firma estrenó hace ahora dos años su base de largo radio en El Prat, y este aniversario aprovecha para sumar otro avión 787-Dreamliner (341 plazas) a la base –el cuarto-, lo que le permite también ampliar las frecuencias a destinos a los que ya vuela. Así, amplía vuelos semanales tanto a Nueva York como a Los Angeles, y operará ahora un total de 44 frecuencias semanales a EEUU, 10 más que el verano anterior.

BCN, un aeropuerto estratégico

"Barcelona es estratégica, y seguiremos creciendo mientras haya demanda. Esperamos poder anunciar pronto buenas noticias en cuanto a la conectividad de Barcelona", destaca Alfons Claver, director de relaciones institucionales de la aerolínea en España. La compañía tiene también su sede corporativa en Barcelona, en la que trabajan 320 personas. Fuentes de la firma afirman que "los próximos nuevos destinos apuntan hacia Sudamérica", aunque ya de cara al próximo año. La firma ha logrado permisos para operar siete frecuencias a la semana entre España y Perú, y también tiene entre sus opciones conectar Barcelona otros dos países de la zona en los que es fuerte: Argentina y Brasil.

Otra aerolínea de bajo coste que aumentará este verano su oferta con EEUU es Level. La compañía del grupo IAG reforzará su operativa en Barcelona con una  ruta directa a Nueva York, el destino intercontinental mejor servido desde la capital catalana y donde la competencia es múltiple. Será a finales de julio. En total, gracias a la apuesta de las aerolíneas, este verano se ofrecerán 1,45 millones de asientos entre Barcelona y EEUU,  el 8,8% más.

Más allá de EEUU, otro destinos que se incorporarán pronto al mapa de conexiones de Barcelona es México. El 15 de junio Aeroméxico retomará esta histórica ruta, también una de las que cuentan con más viajeros indirectos en la actualidad (90.000 en el 2018). Aeroméxico puede no ser la única en ofrecerla: Emirates ha logrado la quinta libertad para operar la ruta Dubái-Barcelona-México, pero aún no ha anunciado el calendario.

A todo ello hay que sumar dos rutas transoceánicas que son novedad este año y que ya están operativas. Primero, el vuelo Barcelona-Santiago de Chile, que comenzó a operar Level en marzo. También, desde finales de mayo la compañía WestJet une Barcelona y Toronto, un destino ya servido pero que sigue creciendo en demanda.

Noticias relacionadas

Así, las cinco nuevas rutas de largo radio de este año conectarán Barcelona con América, mientras que el año pasado la mayoría de las inauguraciones tuvieron Asia como protagonista, entre ellas, Boston (Level), Abú Dhabi (Ethihad), Hong Kong (Cathay), Pekín (Air China) y Seúl (Asiana).

De momento, Tokio (Japón), el destino con mayor demanda de viajeros indirectos (190.000 viajeros en el 2018), tendrá que esperar.