Ir a contenido

PENALIZACIÓN

La Comisión Europea abre expediente sancionador a Italia por la deuda excesiva

La Comisión Europea pide recortes y advierte a Roma de que su política presupuestaria pone en peligro la economía del país

El Periódico

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. / AFP

La Comisión Europea ha decidido abrir formalmente un expediente sancionador contra Italia por su deuda excesiva y por los, a su juicio, insufientes esfuerzos del Gobierno de Giussepe Conte por reducir el déficit. Bruselas abrió la puerta a este proceso el pasado miércoles, tras enviar una carta de aviso a Roma.

Esta medida, en última instancia, podría dar lugar a sanciones de alrededor de 3.500 millones de euros, equivalente al 0,2 % del PIB italiano

La Comisión Europea pide a Italia que haga recortes presupuestarios por un importe entre 3.000 y 4.000 de euros si quiere evitar las sanciones. "La ausencia de políticas presupuestarias prudentes expone al país a una importante falta de confianza en los mercados, con un impacto en la economía real y el crecimiento", señala la carta.

Italia había evitado hasta ahora las medidas disciplinarias después de alcanzar un acuerdo con la Comisión sobre su presupuesto para el 2019. La coalición italiana formada por el Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte aceptaron entonces posponer algunos planes de gasto.

Según las últimas previsiones económicas de la Comisión Europea, los niveles de deuda pública en Italia se dispararán hasta el 133,7% este año y el 135% en 2020, con un déficit que alcanzará el 3,5%, por encima del límite que fija como límite el pacto de estabilidad y crecimiento.

Salvini pide revisar las normas

De seguir adelante el procedimiento y terminar el sanciones el montante podría equivaler al 0,2% del PIB del país lo que significa entorno a 3.500 millones de euros.  Antes, se abrirá un periodo de 15 días para que la sanción sea confirmada por los Estados miembros.

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Interior, el populista Matteo Salvini, ha pedido a la UE una reunión para revisar la política fiscal que rige para los estados miembros. Salvini considera que esats normas empobrecen a los italianos e impiden el crecimiento de la economía. "Haremos todo lo posible para permanecer dentro de los parámetros fijados pero si tu hijo tiene hambre.... ¿qué puedes hacer? Te quedas dentro del parámetro y dejas que tu hijo pase hambre o lo revisas para que pueda comer? Tu hijo siempre es primero", ha argumentado.