cita empresarial

Sostenibilidad en pastillas

La alta comisionada para la Agenda 2030 y los expertos recurren al símil de los medicamentos para impulsar los objetivos de la ONU

Pere Navarro reparte muestras de objetos impresos en 3-D.

Pere Navarro reparte muestras de objetos impresos en 3-D.

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Junto con la declaración universal de los derechos humanos, los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) son dos de las grandes aportaciones de la ONU. La alta comisionada para la Agenda 2030, Cristina Gallach, (que figura en la terna de posibles ministros de Exteriores del próximo Gobierno de Pedro Sánchez), defendió ayer movilizar «a todos los actores de la sociedad» para alcanzar esa meta en 11 años.

Gallach presidió la mesa de debate sobre este tema en la 35 Reunió Cercle d’Economia a Sitges en una sesión bajo el título 'Odeseína, la clave del progreso sostenible'. Aseguró que la Agenda 2030 es una visión, un plan, una caja de instrumentos y un lenguaje común que permitirá acometer los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)  para el año que se ha prefijado.

«Nos hemos tomado este plan de acción muy en serio» desde el Gobierno. De hecho, aseguró que ya se han impulsado políticas públicas de acuerdo con los ODS. El Alto Comisionado se ha coordinado con la sociedad civil y con las autonomías ayuntamientos para avanzar en la Agenda 2030, y las políticas se han centrado en impulsar el capital humano, la formación, la transición ecológica y energética, la ciencia y la innovación, el mercado laboral, la administración y la transparencia.

Con Gallach participaron en el debate el delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Pere Navarro; el director del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano de la Universidad Politécnica de Madrid, Carlos Mataix, y la consejera delegada del grupo productor de equipos móviles de campaña Arpa y miembro del Board UN Global Compact, Clara Arpa.

Tratamiento

Recurriendo al símil del medicamento (de ahí la 'odeseína' del título de la sesión, en alusión a los ODS) Mataix destacó que la Agenda 2030 se tiene que compartir y compatibilizar entre todos y la consideró un «excelente tratamiento para un planeta y una civilización que está empezando a dar señales de que se enfrenta a un futuro que puede que no sea tan próspero» a causa de factores como el calentamiento global.

A su juicio, la 'Odeseína' es un fármaco en 17 comprimidos cuyo laboratorio es la ONU y que tiene como principio activo la transformación. Afirma que sin las empresas, la Agenda 2030 no se va a lograr y sin esta los negocios «lo van a pasar muy mal».

Siguiendo el símil, Pere Navarro se refirió a la 'zonafranquina' (por la Zona Franca) como «una fábrica de oportunidades e ideas». Recordó la primera incubadora de impresión 3-D que se ha instalado en el polígono, una iniciativa liderada por el Consorci y la Fundación Leitat que supone «una revolución de producción, logística, etc, porque no solo se cambia la forma de producir sino de diseñar y distribuir». Navarro incluso repartió alguno de los objetos que imprime esta incubadora entre el público.

Alianzas

A su vez abogó por impulsar alianzas con diferentes agentes públicos y privados, como el Puerto de Barcelona, el aeropuerto y las infraestructuras viarias y ferroviarias que le rodean. Explicó que el área comprendida entre Barcelona y la Zona Franca es «el ámbito público de infraestructuras y producción más importante de Europa» y que hay que trabajar para impulsarla.

También explicó que uno de los objetivos del Consorci es hacer del polígono «un lugar más humano, más agradable y con servicio más adecuados», y que se tiene que dar más a conocer porque forma parte de la historia de Barcelona y su área metropolitana.

A juicio de Navarro, el Consorci tiene la «obligación» de crear oportunidades y explorar nuevas tecnologías, como, según dijo, hace desde su creación y lo hará con una incubadora, y añadió que lo debe impulsar porque representa al sector público y hacerlo junto al privado.

Noticias relacionadas

Arpa, con clientes como Defensa,  destacó la importancia para las empresas de trabajar en el objetivo 8 --sobre trabajo decente y crecimiento-- por su interrelación e impacto en el resto de objetivos. «Lo primero fue analizar cómo fabricamos lo que fabricamos y explicarle a la plantilla qué hacer y cómo», dijo.

No solo se centraron en la desigualdad de género sino en la profesional y se concentraron en procesos más eficientes, con ahorros y menos despilfarros. Las alianzas con proveedores les han permitido ahorrar el 48% en la calefacción y que el 100% de la refrigeración sea renovable.