Ir a contenido

Más de 500 riders

Macrojuicio en Madrid: La Seguridad Social contra Deliveroo

La abogacía del Estado se persona contra la empresa de reparto a domicilio en Madrid para determinar a si hasta 529 'riders' son falsos autónomos

Gabriel Ubieto/ Sara Ledo

Logo de l’empresa de repartiment de menjar a domicili Deliveroo.

Logo de l’empresa de repartiment de menjar a domicili Deliveroo. / Ferran Sendra (El Periódico)

La abogacía del Estado, en defensa de los intereses de la Tesorería de la Seguridad Social, lleva este viernes a la empresa de reparto a domicilio Deliveroo ante los tribunales. A las nueve de la mañana estaba previsto que comenzase -aunque finalmente ha empezado a las 11 horas- el macrojuicio en el que están citados a declarar hasta 529 repartidores o exrepartidores de la plataforma y en el que se someterá a decisión judicial si estos 'riders' son o no falsos autónomos. Con la consecuente -y probablemente millonaria, dados los precedentes- sanción que ello conllevaría de considerarse que el modelo laboral de Deliveroo no se ajusta a la legislación española. 

Este juicio deberá determinar si la actuación de Inspección de Trabajo en Madrid, que consideró falsos autónomos a los repartidores y les dió de alta en la Seguridad Social como asalariados, se ajusta a la legalidad. Será por lo tanto el primer gran examen al modelo laboral de la empresa de reparto a domicilio, ya que, si bien la sentencia no generará legalmente jurisprudencia, sí podrá ser un modelo de referencia para futuras actuaciones de la Inspección de Trabajo. Cabe recordar que actualmente Deliveroo tiene causas abiertas en diferentes ciudades de toda España; el más cercano el próximo 5 de junio en Barcelona.

Hasta ahora la Inspección de Trabajo ha levantado acta en Barcelona, Madrid y Valencia, en las que dio de alta a los repartidores en la Seguridad Social como trabajadores por cuenta ajena y le exigía a Deliveroo las cuentas atrasadas. La empresa recurrió en su día las diferentes actas y ahora en esta cadena de juicios prevista para el 2019 los juzgados deberán posicionarse. En Valencia un juez ya dictaminó el pasado verano que la relación entre un repartidor y la compañía era propia de asalariados, por ende, el 'rider' era un falso autónomo.

En declaraciones a los medios de comunicación, Esther Comas, la letrada de Colectivo Ronda, despacho que interpuso las denuncias, ha asegurado que espera que se declare la relación laboral de los 500 'riders'.  "No tenemos duda por que la calidad de la Inspección, entendemos que el juez debe dar por aclarados los hechos". Según Comas, la inspección basa su decisión en que los 'ridees' están incluidos dentro de la organización de la empresa y controlados dentro de una aplicación "por lo que por si solos no pueden realizar la actividad sin la empresa informática y sin el control por parte de Deliveroo". 

La empresa, por su parte, defiende el acuerdo de "colaboración" entre Deliveroo y los 'riders' que se traduce legamente en que estos sean autónomos, un modelo laboral que les proporciona a los 'riders' "libertad y flexibilidad de elegir cuándo y dónde trabajar". "Ser autónomos les proporciona una serie de beneficios, como pueden ser elegir si trabajan o no, cuántas horas, en qué momento... y ademas pueden decidir con quién trabajan al poder hacerlo con más empresas o plataformas. Si les clasifican como empleados pierden eso", explicó la directora de comunicación de Deliveroo, Carolina Pérez, a este medio.

Y eso ha sido lo que ha defendido su abogado esta mañana, Román Gil, socio del despacho de abogados Sagardoy, que definió la relación laboral de Deliveroo como "una forma nueva" de negocio que persistirá en el tiempo. "Es una forma flexible, en modo alguno pejudicial ni abusiva y que cada vez va a verse más. Veremos un mercado de plataformas donde los 'riders' ofrezcan sus servicios a sus clientees como se está acreditando en este procedimiento", dijo a los medios. 

Sobre las 15 horas, los abogados de las partes habían terminado de exploner sus posturas. Esta tarde será el turno de casi una veintena de testigos. Entre ellos, María, antigua trabajadora de Rider Support y tambien delegada sindical de CNT (dice que le echaron de la empresa por este motivo, pero alcanzó un acuerdo para evitar el juicio) que testificará que la "rapidez y eficacia" a la hora de repartir influye es determminante en la cantidad de pedidos que les encargan a los 'riders'. "Los horarios (de los riders) se repartían al principio de la semana y había dos turnos para elegirlos. Los que tenían mejor porcentaje porque entregaban más pedidos en las horas de más demanda y lo hacían màs rápido, elegían primero", explicó a este medio. 

El macrojuicio de este viernes juzga la situación de esos más de 500 repartidores durante el periodo comprendido entre los meses de octubre de 2015 y junio de 2017, algo que según algunos 'riders' es determinante porque en esa época las condiciones contracturales eran diferentes a las actuales, pues con el tiempo Deliveroo ha quitado muchas obligaciones. 

El juicio debiera haberse celebrado inicialmente el pasado 17 de diciembre del 2018, aunque debido a la ausencia de material documental aportada a una de las partes denunciantes, fue pospuesto hasta este viernes. A banda de la abogacía del Estado, el sindicato UGT, el bufete de abogados Col·lectiu Ronda y la asociacion Asoriders son partes personadas en la causa.