Ir a contenido

Ultimátum a Italia por sus insuficientes esfuerzos para reducir la deuda pública

La Comisión Europea pide explicaciones al gobierno italiano y le da dos días para responder

Silvia Martinez / Bruselas

El vicepresidente y ministro de Interior Matteo Salvini. 

El vicepresidente y ministro de Interior Matteo Salvini.  / MIGUEL MEDINA / AFP

Italia no ha hecho los "suficientes esfuerzos" para controlar y reducir su deuda pública y si no da las oportunas explicaciones antes del viernes 31 de mayo la Comisión Europea dará los primeros pasos para lanzar un procedimiento sancionador por déficit excesivo. Así se lo han notificado este miércoles el vicepresidente responsable del euro, Valdis Dombrovkis, y el comisario de asuntos económicos, Pierre Moscovici, por carta al ministro italiano de finanzas, Giovanni Tria

“Sobre la base de los datos de 2018 se confirma que Italia no ha hecho suficientes progresos para cumplir con el criterio de deuda en 2018”, avisa la misiva fechada este miércoles. Según las últimas previsiones económicas de la Comisión Europea, los niveles de deuda pública en Italia se dispararán hasta el 133,7% este año y el 135% en 2020, con un déficit que alcanzará el 3,5%, por encima del límite que fija como límite el pacto de estabilidad y crecimiento.

La advertencia de Bruselas era esperada desde hace días y augura un nuevo choque entre Bruselas y el Gobierno populista italiano de Matteo Salvini, que ha salido reforzado de las últimas elecciones europeas celebradas el pasado fin de semana y con una de las delegaciones más grandes en la Eurocámara. 

Multa de hasta el 0,2% del PIB

Se trata del primer paso en el procedimiento por déficit excesivo. En función, de la respuesta del ejecutivo italiano Bruselas podría presentar un informe sobre la deuda Italia que podría estar listo tan pronto como el 5 de junio, cuando se espera la presentación de las recomendaciones económicas por país. De seguir adelante el procedimiento y terminar el sanciones el montante podría equivaler al 0,2% del PIB del país lo que significa entorno a 3.500 millones de euros. 

Las autoridades italianas ya se libraron a finales de año de un procedimiento similar tras una intensa negociación entre Bruselas y la coalición italiana formada por el Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte después de que aceptaran posponer algunos planes de gasto. Si las explicaciones de Roma no convencen de nuevo en Bruselas, las autoridades comunitarias podrían finalmente dar el paso y proponer a los ministros de economía y finanzas de la UE, quienes tienen la última palabra, que castiguen a Italia.