Ir a contenido

mercado energético

Audax Renovables prevé triplicar su ebitda en el 2022 y alcanzar una facturación de 1.500 millones

La compañías estudia opciones para elevar el 'free float', ya que el 91% del capital está en manos del fundador

El presidente de Audax Renovables, José Elías, en las oficinas de Barcelona.

El presidente de Audax Renovables, José Elías, en las oficinas de Barcelona. / Jordi Pujolar

Audax Renovables prevé triplicar su resultado bruto de explotación (ebitda) en los próximos cuatro años, hasta situarlo en torno a los 150 millones de euros, y elevar sus ingresos un 50% en el periodo, hasta alcanzar una facturación de 1.500 millones de euros en el horizonte de 2022, según indicó la empresa con motivo de una presentación por su 'Día del Inversor'. En el 2018, la compañía, con sede en Badalona y cuyo fundador José Elías es el máximo accionista con un 91% del capital, cerró el pasado ejercicio con una facturación de 1.000 millones de euros. Mientras, situó su ebitda en el 2018 en los 53 millones de euros, con una previsión a 2022 de esa horquilla de entre 130 y 150 millones de euros.

La energética, focalizada en el segmento pyme y que cotiza en el Mercado Continuo con una capitalización en torno a los 1.000 millones de euros, aspira a alcanzar una cartera de 500.000 clientes en el 2022, frente a los 306.000 clientes con que contaba a cierre del 2018.

El grupo, presente actualmente en ocho países (España, Portugal, Francia, Italia, Alemania, Holanda, Polonia y Panamá), prevé alcanzar una energía suministrada de 15 teravatios hora (TWh), frente a los 10 TWh de la actualidad. Como bases para este crecimiento de la rentabilidad en los próximos años, el grupo apuesta por el desarrollo de la energía solar fotovoltaica en España y el impulso de los contratos de compraventa de energía a largo plazo (PPA, por sus siglas en inglés) en el país, señaló la directora de Negocio de Generación del grupo, Anabel López Porta.

A este respecto, la compañía tiene ya firmados más de 1.700 megavatios (MW) mediante la fórmula de PPA con sociedades como Trina (300 MW), JP Morgan (660 MW) y Allianz (708 MW) y su objetivo es cubrir dos tercios de la energía que suministra en el 2022 a través de contratos de compraventa a largo plazo. 

El grupo cuenta con unos 185 MW instalados y una cartera de otros 320 MW solares en desarrollo que prevén que estén operativos entre finales del 2020 y principios del 2021. Además, cuenta con un acuerdo marco para incorporar más de 1.200 MW solares adicionales y ha suscrito una financiación 'project finance' para la construcción de los megavatios en desarrollo con Banco Sabadell.

En lo que respecta a mercados de crecimiento a futuro, el grupo apuesta por Italia, tras su consolidación en Iberia (España y Portugal), donde prevé que de la mano de la liberalización de su mercado pueda registrar un "incremento de sus márgenes y volúmenes" en el país transalpino y aspira a una cartera de 100.000 clientes. "Vamos a aplicar la misma estrategia de España en el resto de países, creemos que el mercado va de sur a norte y vamos a aplicar esta estrategia de 'PPAs' y rotación de activos", indicó López Porta.

Por otra parte, la compañía indicó que está estudiando "todas las posibilidades" para incrementar su actual 'free float', mínimo con el 91% del capital en manos de José Elías, ya que es algo que al regulador "le inquieta", aunque no precisó cómo abordaría esa mayor presencia de accionistas en su capital.

En lo que respecta a futuras adquisiciones, después de que el grupo cerrara la compra de Fersa tras lanzar una OPA en 2016, el vicepresidente de Audax Renovables, Eduard Romeu, descartó cualquier tipo de "operación inorgánica" en estas proyecciones a 2022. En lo que se refiere a la retribución a los accionistas, Romeu sí que subrayó que la compañía estará en condiciones de pagar dividendo en el 2020 "si se siguen dando las condiciones actuales".