Ir a contenido

FERIA RETAIL & BRAND EXPERIENCE

Ikea, Carrefour, Glovo y la distribución en transformación

El congreso internacional sobre comercio que se celebra en BCN evidencia el rápido cambio por la irrupción de la tecnología e internet

Eduardo López Alonso

Juvencio Maeztu, CEO de Ikea, en el Congreso Retail & Brands Experience de Barcelona. 

Juvencio Maeztu, CEO de Ikea, en el Congreso Retail & Brands Experience de Barcelona. 

El sector de la distribución está en plena metamorfosis y el nerviosismo se palpa entre los altos directivos del sector. Quizá sea porque grandes líderes del comercio mundial han reconocido abiertamente que su modelo de negocio va a cambiar y ya se sabe que si los gigantes se mueven todo tiembla y el resto sufren. Grandes superficies del extrarradio buscan locales en el centro, otros potencian la entrega a domicilio y algunos piensan en la automatización completa de procesos. En el congreso internacional Retail & Brand Experience que se celebra esta semana en Fira de Barcelona los gigantes mundiales parecieron humildes y los pequeños aseguran tener en su mano la clave del futuro.

Tiendas más pequeñas

"Hay que reinventarse", reconocía nada menos que Pascal Clouzard, director general de Carrefour Francia. "Hay que encontrar el equilibrio entre productos a la venta, superficie y servicio, pero sin innovación no hay crecimiento", afirmaba ante tanto cuestionarse el hipermercado de antaño. Poco antes había sido el consejero delegado mundial de Ikea, Juvencio Maeztu, el que había explicado la necesidad de que las grandes empresas de distribución readapten sus modelos comerciales al nuevo consumidor conectado desde un vínculo de complicidad emocional. Como muestra, Ikea se ha embarcado en una reconstrucción interna del gigante sueco en la que el modelo de gran superficie deja paso a tiendas urbanas adaptadas al cliente de proximidad. Para ello anuncia en los próximos tres años la mayor inversión que haya hecho nunca la multinacional, "con planes específicos para Madrid y Barcelona". Antes de un año, se conocerá la ubicación del nuevo Ikea urbano de Barcelona. La inversión todavía es desconocida. En Francia será de más de 400 millones en tres años y en China, 1.000 millones. 

Ikea en Barcelona

"El criterio para situar un punto de venta en Barcelona no será estrictamente que esté en el centro de la ciudad, cada país decidirá el modelo o formato de tienda y elegirá el local necesario. Será urbano pero no necesariamente en la plaza de Catalunya, lo imprescindible es situarse en la proximidad de los clientes", explicó Maeztu a EL PERIÓDICO. 

Y es que la constatación de un cambio generacional del consumidor y la tecnología obligan a rediseño de los formatos comerciales. Ikea ha reinterpretado inicialmente el asunto con tiendas urbanas como la de París, o la que abrirá en un mes en Moscú, y antes del verano en Nueva York. Según Maeztu, la clave es volver a adaptar las tiendas a las necesidades del cliente, cerca del centro de las ciudades, y crear vínculos de confianza con el consumidor.

Reinventar el negocio

Clouzard reconoce que en el caso de Carrefour el 50% del crecimiento del sector de la alimentación viene de la mano de los pequeños productores: "Los productos bio y el 'blockchain', que permite conocer el origen de cada producto, son los que marcan la tendencia".  En opinión del máximo responsable de Carrefour en Francia es necesario reinventar el negocio para permitir el equilibrio entre la experiencia de compra, el surtido, el precio, la entrega a domicilio, aunque reconoce que "nadie quiere pagar más por el envío de una compra". Para ello anuncia múltiples niveles de entrega con distintos precios, a domicilio, en la tienda, en el coche, urgente...

El momento y el método

El cofundador de Glovo, Sacha Michauld, en plena tormenta mediática por el atropello mortal de uno de sus mensajeros en Barcelona, reconocía que la última milla de entrega será crucial en el futuro del comercio y la restauración y que para el nacimiento de una empresa como Glovo "era más importante el momento que el método", fleco relevante para un modelo de relaciones laborales en discusión. Quizá por ello, Glovo reconduce su actividad fundamental al asesoramiento logístico. "Somos facilitadores para otras empresas y los repartidores son una solución", define Michauld. "A los grandes les falta control de datos o procesar la información y Glovo ayuda a gestionar esa información de los clientes", añadió.

Cambios, cambios, cambios

Y en otros foros, Michael Forhez, de Oracle, dibujaba un futuro del 'retail' inyectado de tecnología y robotización, desde aplicaciones de realidad aumentada hasta tiendas completamente automatizadas. Mientras Alejandra Mardones, de Grupo Alto, recordaba que cualquier transición requerirá mecanismos de control de los hurtos, herramientas de 'big data' para evitar los "riesgos operacionales" y conquistaba con promesas de rentabilidad. Todos anunciaban cambios, convencidos de que en la transformación se basa la supervivencia.