Ir a contenido

FARMACÉUTICAS

Grifols invertirá 1.400 millones hasta el 2022

Guillem Tapia

Los consejeros delegados de Grifols, Raimon Grifols (i) y Víctor Grifols Deu (d), al inicio de la Junta General de Accionistas de la multinacional catalana de hemoderivados. 

Los consejeros delegados de Grifols, Raimon Grifols (i) y Víctor Grifols Deu (d), al inicio de la Junta General de Accionistas de la multinacional catalana de hemoderivados.  / EFE

Grifols está ejecutando un plan de inversiones  de 1.400 millones de euros hasta 2022 para incrementar su capacidad de producción de hemoderivados. El 66% de esta partida se destinará a la división de bioscience, que es la encargada de producir los medicamentos plasmáticos, y el objetivo de la multinacional catalana es poder fraccionar 19 millones de litros de plasma -7 millones más que actualmente- dentro de tres años. Para lograrlo, Grifols abrirá o incorporará 60 centros de donación de plasma -hasta los 316 recintos- durante el periodo 2019-2022 y pondrá en marcha diversas plantas productivas de purificación y fraccionamiento. 

“La demanda de medicamentos hemoderivados es más alta que la oferta, por este motivo es clave aumentar nuestra capacidad industrial. Ahora hablamos de fraccionar 19 millones de litros, pero a medio plaza habrá que llegar a los 30 millones”, ha valorado Víctor Grífols Deuco-consejero delegado de la compañía, durante la junta anual de accionistas de la empresa.

El directivo también ha destacado que la única forma de incrementar la producción es abriendo centros de donación de plasma más allá de Estados Unidos, que hasta hace poco era el único mercado del que se proveía Grifols. En este sentido, en 2018 ya se cerró la compra de Haema -lo que abrió la puerta a obtener plasma en Europa- y el reciente acuerdo con Shanghai Raas permitirá iniciar la producción en China. Para ilustrar el potencial del mercado chino, el también co-consejero delegado Raimon Grifols, ha explicado que China, con una población de 1.400 millones de habitantes, tiene capacidad para producir 8 millones de litros de plasma al año, mientras que Estados Unidos, con una población de 330 millones de habitantes, produce más de 40 millones de litros. El margen de crecimiento en el gigante asiático es, por tanto, enorme.

Programa AMBAR

Otro de los ejes estratégicos de futuro de Grifols es su fármaco contra el Alzheimer, que actualmente se encuentra en fase de ensayo clínico. El estudio, que ha sido bautizado como AMBAR, trata de demostrar que es posible detener la evolución del Alzheimer -que es la principal causa de demencia entre la población adulta- combinando la extracción periódica de plasma y sustituyéndolo por una solución de albúmina, una proteína plasmática.

La farmacéutica, que en 2019 ha incrementado su plantilla por encima de los 22.000 trabajadores, obtuvo un beneficio neto de 596,6 millones de euros en el 2018, lo que representa un incremento del 1,5% interanual, y elevó sus ingresos hasta los 4.486,7 millones, un 9,2% más