Ir a contenido

perfil

Joan Canadell: un independentista radical al frente de la Cambra de Comerç

El dirigente ha llegado a proponer boicots a las grandes compañías contrarias el 'procés' y aboga por la república catalana

Agustí Sala

Joan Canadell: un independentista radical al frente de la Cambra de Comerç

Joan Canadell, cofundador de Petrolis Independents y del Cercle Català de Negocis, representa el perfil más independentista de los candidatos que ganaron las elecciones a la Cambra de Comerç de Barcelona. En unas semanas será el nuevo presidente de la entidad, ya que así lo han decidido los empresarios y autónomos auspiciados por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que eligieron a las 12 miembros que conformarán el comité ejecutivo, el verdadero órgano de gobierno de la institución, una de las principales del entramado económico y empresarial catalán.

En su blog personal, Canadell se define como "una persona comprometida. Comprometida con unos ideales, con un sentimiento, con un anhelo de país" y defiende "una Catalunya independiente, que sin duda ejercerá de motor del sur de Europa. Mi compromiso, añade, ha condicionado mi vida personalmente y profesionalemente". Tras el fracaso de la declaración unilateral de independencia ha apostado por otra vía: ir copando el máximo de esferas de poder, un plan en el que la ANC está plenamente volcada y que también se ha extendido al sindicalismo del sector público catalán, a través de la Intersindical-CSC. La victoria secesionista en la Cambra de Comerç es el principal triunfo en esta estrategia.  

Defensor a ultranza de la república catalana y de romper con España y no se ha cortado en algunas ocasiones de propiciar boicots contra las empresas españolas que no apuestan por la excarcelación de los presos del 'procés' o contra aquellas grandes corporaciones que trasaldaron su sede social tras el referéndum del 1-O.

Respecto a su cadena quer cuenta con ocho estaciones de servicio afirma que "Petrolis Independents es la primera empresa que desde su fundación paga todos los impuestos en la Agència Tributària de Catalunya (ATC)". Y, a su vez, "anima a todos los empresarios a que lo hagan" porque, a su juicio, "solo con una hacienda propia fuerte el país puede salir adelante (...)" En el último 'paro de país' convocado por el independentismo,  Petrolis Independents instó a sus empleados a hacer huelga (retribuída) contra el juicio por el 1-O y reclamó al resto de empresarios que siguieran su ejemplo. 

Es una gran seguidor de Carles Puigdemont, hasta el punto de colocar una careta del 'expresident' en el asiento del copiloto de su coche particular. Ha escrito libros sobre la viabilidad de una Catalunya independiente de España. Su socio en Petrolis Independents y en el Cercle Català de Negocis, Jordi Roset, al que define como un "independentista de 'pedra picada'", como él mimso; salió elegido en las elecciones a la Cambra de Comerç de Terrassa.

De 51 años e ingeniero industrial, es un firme defensor de desvincular la economía catalana de "los poderes fácticos centralizados", representados por el Ibex-35 y "el palco del Bernabeu", tal como refleja el programa de 'Eines de país', la candidatura con la que concurrieron a las elecciones a la Cambra. Desde el Cercle Català de Negocis, que fundó, se han promovido acciones como que las empresas catalanas trasladen sus sedes al extranjero hasta que se logre la independencia o el boicot a empresas españolas para lograr la excarcelación de los presos del 'procés'.

El gran objetivo de la candidatura independentista a la Cambra era "sustituir de los órganos de gobierno de las cámaras a las empresas que hayan trasaladado su sede fuera de Catalunya por empreasas que inviertan en Catalunya y promover la recuperaciónde las cajas de ahorros".