Ir a contenido

Resultados

Ryanair gana 1.020 millones, un 29% menos, en un año marcado por las huelgas

El aumento del tráfico y de los ingresos auxiliares no pudieron compensar la caída de las tarifas y el alza del combustible

Sara Ledo

Pasajeros de Ryanair en el aeropuerto de Varsovia, Polonia.

Pasajeros de Ryanair en el aeropuerto de Varsovia, Polonia. / REUTERS / Kacper Pempel

La compañía 'low cost' Ryanair redujo un 29% su beneficio en un año marcado por las huelgas en Europa. La aerolínea obtuvo un beneficio de 1.020 millones de euros en su último ejercicio fiscal (hasta el 31 de marzo), en línea con las previsiones, debido al recorte de las tarifas (6%) que se situaron en el entorno de los 37 euros de media, el aumento del precio del combustible (440 millones más que un año antes), los costes de personal (200 millones más) y los costes por la cancelación y retraso de vuelos (50 millones más).

En contrapartida, Ryanair registró un fuerte crecimiento del tráfico que aumentó un 7% hasta los 139 millones de pasajeros y un alza de los ingresos auxiliares, esto es, de las ventas a bordo, recargos por equipajes o tarifas de embarque con prioridad, que crecieron un 19% hasta los 2.400 millones de euros. Así, los ingresos de la compañía que dirige Michael O’leary se elevaron un 6% respecto al año anterior al situarse en los 7.600 millones de euros.

Estos resultados no tienen en cuentan las pérdidas de 139,5 millones de euros de LaudaMotion, aerolínea fundada por el expiloto austríaco de Fórmula1 Niki Lauda y adquirida en julio por Ryanair.

Por otra parte, Ryanair ha anunciado que la junta directiva ha dado luz verde para iniciar a final de esta semana un proceso de recompra de acciones valorado en 700 millones de euros.

Confianza en Boeing 737

La compañía aprovechó la publicación de sus resultados para mostrar su "total confianza" en los aviones Boeing 737-MAX, después de los accidentes de este año en Etiopía e Indonesia. Michael O'leary ha asegurado que, a pesar de que ha cancelado la incorporación de cinco de estos aparatos que tenía encargados hasta el próximo invierno, Ryanair sigue teniendo "total confianza en estos aviones que ofrecen un 4 % más de asientos, son un 16 % más eficiente con el combustible y generan un 40 % menos de ruido".

Próximo curso, misma perspectiva

De cara al próximo ejercicio, Ryanair prevé un aumento del tráfico del 8% hasta los 153 millones de pasajeros, lo cual supondría unos beneficios entorno a los 750-950 millones de euros, dependiendo si los ingresos por persona aumentan un 3% o un 2%. De momento, las reservas del primer semestre del año están "ligeramente por delante del año pasado", pero las tarifas se mantienen a la baja y los costes aumentarán, previsiblemente, a medida que crezca la factura de combustible anual.

El ejercicio que comienza será el primero en el que se incluirán los resultados de Lauda en los resultados consolidados del grupo. Además del efecto de Lauda y los costes de combustible, los resultados dependerán en gran medida de la sobrecapacidad, los retrasos en la entrega del Boeing 737 Max y los riesgos derivados del Brexit.