Ir a contenido

GUERRA COMERCIAL EEUU-CHINA

¿Cómo te afecta la ruptura con Google si tienes un Huawei?

Tanto la empresa como Google y Android aseguran que quienes tengan un dispositivo de la marca podrán actualizarlo

Más de 360 millones de móviles de todo el mundo son del fabricante chino

El Periódico

Los logotipos de Huawei y de Android, el sistema operativo de Google.

Los logotipos de Huawei y de Android, el sistema operativo de Google. / X02714

La noticia de que Google rompía relaciones comerciales con Huawei en cumplimiento de la directiva de Donald Trump que prohíbe a empresas de EEUU hacer negocios con firmas extranjeras sospechosas de espionaje ha desatado las alarmas entre los usuarios de teléfonos móviles, tabletas y otros dispositivos de la marca china, millones de personas en todo el mundo. Intentaremos a continuación aclarar las dudas de aquellos que tengan un dispositivo Huawei.

La decisión de Google supondrá que, salvo que se reconduzca la situación, que se enmarca en la guerra comercial de Trump contra China, los dispositivos de Huawei no tendrán las actualizaciones y aplicaciones de Google en todos los aparatos que usen Android como sistema operativo

Esto no afectará a quienes ya tengan un Huawei ni a los productos que se encuentren en las tiendas, sino a los productos que en el futuro lance Huawei. Los 'smartphones'tabletas y otros productos de Huawei que ya tenemos o que están a la venta en el mercado ya vienen con Android

Android es el nombre del sistema operativo que opera Google en colaboración con varias operadoras y fabricantes de telefonía. Android provee dos versiones: una básica que sirve solo para telefonía y buscador, que es libre y gratuita, y por tanto puede utilizar cualquier fabricante. Y otra, la de pago para los fabricantes, que es el paquete de software que incluye las aplicaciones de Google más habituales: Gmail, Google Play, Google Maps, Google Keep, Docs, Photos... 

El veto de Google a Huawei afecta a esta última versión, que es además la que se actualiza más a menudo. Por tanto, Huawei podría fabricar móviles con sistema operativo Android que solo llamaran y se conectaran a internet desde un navegador, pero no incluir (por el veto de la multinacional estadounidense) las aplicaciones de mapas, correo, fotos y documentos que se utilizan habitualmente. 

Las empresas afectadas --Huawei, Google y Android-- se han apresurado a aclarar conceptos.

Huawei

El gigante tecnológico asegura en un comunicado que seguirá proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios posventa a todos los 'smartphones', tabletas y dispositivos Huawei y Honor, tanto a los que se hayan vendido como a los que siguen estando en 'stock' en todo el mundo. 

La firma recuerda que "ha contribuido considerablemente al desarrollo y crecimiento de Android alrededor del mundo". "Como partner clave de Android, hemos trabajado conjuntamente con la plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a la industria como a los usuarios", añade el comunicado de Huawei, que insiste en que seguirá actualizando sus equipos existentes.

Huawei lleva "años" trabajando para afrontar un "escenario de supervivencia en condiciones extremas" con "planes de contingencia que podrían activarse de la noche a la mañana", ha explicado por su parte He Tingbo, presidenta de HiSilicon, fabricante de microprocesadores de la tecnológica. Este 'plan B' permitiría a Huawei continuar con su negocio en caso de que no puedan adquirir chips y tecnologías avanzadas de Estados Unidos.

Google

Google afirma que quien ya tenga un Huawei no tendrá problemas: seguirá habiendo actualizaciones y la 'app' Google Play seguirá funcionando. Eso, siempre que el fabricante del móvil haya previsto que su terminal pueda actualizarse más allá de su versión, que no siempre es posible.

Sin embargo, la compañía suspende futuros negocios con la empresa china, al igual que lo hacen otros nombres clave de la industria como los fabricantes de chips Intel y Qualcomm. Y para cualquier otra cuestión se remite a Android.

Android

El consorcio Android, que era en origen una empresa independiente hasta que se integró en Google y entonces se convirtió primero en la división de móviles del buscador y luego en entidad abierta, ha respondido a preguntas de usuarios en Twitter que servicios como Google Play o Google Play Protect seguirán funcionando en los actuales dispositivos Huawei.

Empresas de abogados como Legalitas ya se han puesto en marcha por si acaso y aconsejan a los propietarios de productos Huawei que presenten reclamaciones al fabricante si se quedan sin servicios y actualizaciones de Android. En un comunicado, Legalitas señala que Huawei, al igual que el resto de las marcas, al comercializar un teléfono móvil no solo vende el "aparato físico", sino el sistema operativo, sin el cual el móvil no puede funcionar correctamente. Y  explican que en la propia web de Huawei se contempla que la garantía del producto abarca el funcionamiento del 'software'.

Sea como sea, el hecho es que el veto de Google y otras tecnológicas estadounidenses a Huawei podría frustrar la aspiración del gigante chino de convertirse en breve en el mayor fabricante de móviles del mundo, pues aún está por detrás de Samsung, pese a vender más de siete móviles por segundo.  Sólo durante el primer trimestre del año, y según la consultora IDC, Samsung vendió en todo el mundo 71,9 millones de móviles, lo que supone una cuota de mercado del 23,1%, mientras que Huawei comercializó 59,1 millones, lo que le da una cuota del 19% y significa vender casi 740.000 unidades al día.  Esa segunda posición se la ha ganado tras registrar un incremento en sus ventas del 50% en un año.

 360 millones de móviles en todo el mundo

Más de 360 millones de móviles activos en todo el mundo son de Huawei, lo que supone un 10,2 % del total, según datos de Newzoo del primer trimestre de año sobre el fabricante asiático.

Si también se contabilizan las tablets, y según ha detallado este lunes a Efe una portavoz de esta consultora internacional con sede central en Amsterdam, Huawei cuenta con un total de 373,4 millones de dispositivos móviles funcionando en el mundo, se sitúa como el cuarto más popular.

Esa cuota de mercado supone un notable avance con respecto a junio de 2018, cuando en el mundo había un total de 3.600 millones de móviles funcionando y el 8,4 % del total eran de Huawei.

Por entonces, y a falta de datos más actualizados, la cuota de mercado de Samsung era del 26,8%, con un total de 893,1 millones de móviles, seguido de Apple, con 800,7 millones y una cuota del 24 %.

El tercer puesto lo ocupaba Oppo con 331,3 millones (lo que equivale a una cuota de mercado del 9,9 %), el cuarto era para Xiaomi, con 287 millones (8,6 %) y el quinto para Huawei.

Estas tres últimas firmas son todas chinas, así como la que ocupaba el sexto lugar, Vivo, con un 212,9 millones de unidades firmadas y una cuota de mercado del 6,4 %.

Según Newzoo, un tercio de todos los móviles que había activos en el mundo al mediados del año pasado eran de alguno de esos cuatro fabricantes chinos.

Aumento de ventas

Solo en el primer trimestre del año Huawei registró un aumento del 50% interanual en sus ventas mundiales, hasta alcanzar los 59,1 millones de unidades entre enero y marzo, según datos de la consultora IDC.

Eso equivale a vender 27.361 móviles por hora y acaparar el 19% de las ventas de 'smartphones' mundiales, lo que sitúa al gigante chino como el segundo fabricante que más aparatos saca al mercado, solo por detrás de Samsung, que aún controla el 23,1 % de las ventas.

Después de haber vendido 202,9 millones de móviles en todo el mundo en 2018 y haber liderado las ventas en España, el despegue de Huawei está siendo tan potente en los últimos meses que el fabricante incluso se había propuesto ganar a Samsung y situarse para 2020 como líder mundial en venta de dispositivos móviles.