Ir a contenido

coyuntura

Alemania vuelve a tirar del crecimiento europeo

El PIB del país germano avanzó el 0,4% en el primer trimestre, tras retroceder en el tercero y estancarse en el cuarto del año pasado

Italia logra salir de la recesión en la primera parte del año pero su prima de riesgo se dispara

EL PERIÓDICO

Angela Merkel.

Angela Merkel. / EFE / ANGELA MERKEL

La economía de Alemania volvió al crecimiento económico en el primer trimestre del año, con un avance del 0,4% que aleja el riesgo de recesión que bordeó en la última parte del 2018. Después de haber anotado un retroceso del 0,2% en el tercer trimestre del año pasado y estancamiento, en el cuarto, el avance del 0,4% de los tres primeros meses del año constituye “un primer rayo de esperanza”, según el ministro de Economía de Alemania, Peter Altmaier, quien no obstante se mantuvo cauto.

“Las disputas comerciales internacionales siguen sin resolverse. Debemos hacer todo lo posible para encontrar soluciones aceptables que permitan el libre comercio “, apuntó Altmaier este miércoles en alusión a las tensiones entre EEUU y China y a las posibles restricciones estadounidenses a la importación de automóviles

Precisamente este mismo miércoles se ha conocido que las ventas mundiales de Volkswagen cayeron en abril el 6,2% y acumulan una pérdida del 4,9% en los cuatro primeros meses del año.

De momento, la recuperación del consumo privado de las familias y de la inversión en construcción y equipamiento explican el repunte de la economía germana en el primer trimestre mientras que el gasto público registró un retroceso. En cuanto a la evolución exterior, tanto las exportaciones como las importaciones crecieron respecto al trimestre anterior.

En relación al mismo periodo del 2018, el avance interanual de la economía alemana fue del 0,6% en el primer trimestre del año, frente al 0,9 % en el trimestre anterior y al 1,1 % entre julio y septiembre de 2018.

Mejor de lo esperado

La recuperación del crecimiento en Alemania (0,4%) y también en Italia (0,2%) en el primer trimestre han contribuido a un avance del 0,4% de la economía de la zona euro, según los datos publicados este miércoles por Eurostat. En el conjunto de la Unión Europea el avance ha sido del 0,5%.

Pese al arranque mejor de lo esperado, la Comisión Europea prevé que la economía de la zona euro se desacelerará en el 2019 (pasando del 1,9% del año pasado al 1,2% este año) antes de anotar un ligero repunte en el 2020 (1,5%). Estas previsiones, presentadas la semana pasada, parten de que las tensiones comerciales irán remitiendo en los próximos meses, algo que ahora no parece tan claro, después de la escalada arancelaria de los últimos días entre EEUU y China.

La economía española sigue creciendo claramente por encima de la media, con una tasa del 0,7% en el primer trimestre del año, una décima más que en el periodo anterior. En términos interanuales, es decir, en comparación con el primer trimestre de 2018, la economía española creció un 2,4%, el doble que la media de la zona euro (+1,2%) y nueve décimas más que la media de la UE (+1,5%). Sin embargo, la tasa de paro española (14%), también duplica la de la zona euro (7,7%)

Tensión italiana

La economía de Italia ha logrado un avance del 0,2% en el primer trimestre del año que le permite, al menos por ahora, dejar atrás la recesión técnica en la que incurrió en el segundo semestre del 2018 (tras acumular dos periodos consecutivos con tasas negativas del 0,1% en su PIB)

Roma sale de la recesión en un momento en el que vuelven las dudas sobres sus finanzas públicas y el riesgo de una nueva confrontación con la Comisión Europea. La prima de riesgo de Italia ha subido este miércoles cerca de 100 puntos básicos y se ha acercado a la barrera de los 300 enteros después de que el viceprimer ministro italiano, Mateo Salvini, ha dicho  que su Gobierno estña dispuesto a incumplir las normas fiscales de la Unión Europea si esto fuese necesario para estimular el empleo. En España, la prima de riesgo se mantiene en el entorno de los 105 puntos.

En Francia, la economía ha logrado mantener su tasa de crecimiento en el 0,3 %, la misma que en los dos trimestres anteriores, pese a la tensión social por los "chalecos amarillos".