Ir a contenido

Telecomunicaciones

Cellnex no descarta devolver su sede social a Catalunya

El consejero delegado de la compañía deja la puerta abierta a analizar esta situación y retornar a Barcelona

La empresa se ofrece como tercer socio en los acuerdos de redes entre operadoras que predominan en Europa

Sara Ledo

El presidente de Cellnex, Tobías Martínez, en una foto de archivo.

El presidente de Cellnex, Tobías Martínez, en una foto de archivo. / JOAN CORTADELLAS

La operadora de telecomunicaciones Cellnex Telecom no descarta devolver su sede a Catalunya después de cambiar su localización a Madrid tras el 1-O. El consejero delegado de la compañía, Tobías Martínez, reconoció que, si bien "no hay nada definitivo", la empresa está "abierta" a volver a analizar esta situación y tomar una decisión.

"No hay nada definitivo ni ningún plan establecido (…) estamos abiertos a volver a analizar esta situación. Uno no puede estar cambiando de opinión cada 15 días y es algo que el Consejo de Administración revisará en su momento y tomará la decisión que considere oportuno", agregó Tobías Martínez. Cellnex decidió trasladar su sede en Barcelona a sus oficinas corporativas en Madrid, según argumentó entonces, debido al "contexto de incertidumbre" generado con motivo del 1-O.

El consejero delegado hizo esta afirmación minutos antes de la celebración de la Junta de Accionistas de la compañía que acaba de comprar 10.700 de torres de telecomunicaciones en Francia, Italia y Suiza, y tiene comprometido la compra de otras 4.000 más. Unas adquisiciones que requerirán una inversión de 4.050 millones de euros y a la que ha podido hacer frente la empresa después de hacer una ampliación de capital de 1.200 millones de euros.

Es, por tanto, una semana de celebración para una empresa joven que cumplió ayer cuatro años de vida, y que mantiene una actitud "proactiva" en la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio que encajen con su estrategia de operadora industrial a largo plazo: "No somos un fondo de inversión, no estamos aquí de paso. Hemos venido para quedarnos", advertía Tobías Martínez en declaraciones a los medios.  

Compartir redes

Los acuerdos de compartición de redes empiezan a ser tendencia en Europa, con el acuerdo de Vodafone y Telefónica en Reino Unido; de Telecom Italia y Vodafone en Italia y el más reciente, aquí en España, entre Vodafone y Orange. Una cooperación de equipamientos que Cellnex considera "muy adecuada": "Creemos que este modelo seguirá avanzando porque tiene sentido de eficiencia en inversión", sostuvo Tobías Martínez.

El consejero delegado de la compañía controlada por la familia Benetton y los fondos soberanos de Abu Dabi y Singapur aseguró que el impacto de estos acuerdos para Cellnex "es neutro". "Ni favorece ni perjudica la externalización porque cuando un operador o dos llegan a un acuerdo de extensión conjunta de 5G se plantean cuál es el próximo paso  y ese es la monetización", agregó Martínez.

No obstante, la compañía se ofrece a los operadores como su mejor aliado.  Si bien Tobías Martínez aseguró que no tienen ningún acuerdo a la vista, también sostuvo que el diálogo es "fluido y constante" con todos los operadores europeos. "Nosotros hablamos con todos los operadores. Tampoco hay tantos, estamos hablando de un negocio donde hablas con 50 compañías y lo hacemos constantemente. A veces cooperamos, a veces competimos, pero el dialogo con Telefónica y Vodafone es muy fluido y cotidiano", dijo Martínez, en relación al acuerdo de ambas en Reino Unido.

Previsiones 2019

De cara al año 2019, Cellnex mantiene intactas sus previsiones porque las compras en Francia, Italia y Suiza concluirán a finales de 2019 y, por lo tanto, no se verán reflejadas en este ejercicio. Así, Cellnex estima un Ebitda a cierre de año de entre 640 y 655 millones de euros; un crecimiento del flujo de caja libre y recurrente entorno al 10% y un incremento del 10% en el dividendo respecto al año 2018.

Temas: Cellnex Empresas