Ir a contenido

PROGRAMA DE ESTABILIDAD

La Airef admite ahora que la subida del salario mínimo no está dañando al empleo

La Autoridad Fiscal hace autocrítica después de haber augurado un impacto negativo de 40.000 puestos en el 2019

El organismo considera factible que el déficit baje al 0,4% del PIB en el 2021 pero ve improbable alcanzar el equilibrio en el 2022

ROSA MARÍA SÁNCHEZ

José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), en una imagen de archivo.

José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), en una imagen de archivo. / AGUSTÍN CATALÁN

La fuerte subida del 22% del salario mínimo interprofesional (smi) que entró en vigor el 1 de enero no ha tenido, al menos por ahora, ningún efecto negativo sobre la creación de empleo. Así lo ha constatado este jueves la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) después de haber vaticinado a finales del año pasado que la decisión iba a provocar una merma de 40.000 puestos en la creación de puestos de trabajo en el 2019.

Otros organismos, como el Banco de España, elevaron a 125.000 puestos la posible pérdida de empleos en el 2019 por la subida del SMI.

"Los datos disponibles no permiten apreciar ningún impacto negativo a corto plazo de la subida del salario mínimo interprofesional, aunque es necesario continuar observando la evolución", han admitido con tono de autocrítica fuentes de la Autoridad Fiscal. "Posiblemente nos pasamos de negativos", aceptan.

"No se descarta que el efecto (negativo) se produzca en el futuro de forma paulatina, pero no de momento esto es lo que hay", subrayan estas fuentes. "Cautelosamente, decimos que en estos cuatro meses no hay ningún efecto", ni en las comunidades autónomas ni en los sectores que en principio parecían más expuestos a la subida del smi.

Programa de Estabilidad 2019-2022

La Airef ha publicado este jueves su informe sobre la Actualización del Programa de Estabilidad (APE) que el Gobierno remitió a la Comisión Europea el pasado 30 de abril para el periodo del 2019 al 2022. "La Airef considera muy ajustada la reducción del déficit prevista en la APE y alerta de la existencia de riesgos", se afirma en el informe elaborado por el organismo que preside José Luis Escrivá

En general, las previsiones de la Airef respecto a la evolución del déficit público son algo más pesimistas que las del Gobierno. A pesar de ello, el organismo que preside José Luis Escrivá considera que la senda de reducción de déficit que plantea el Gobierno puede resultar "factible" en los tres primeros ejercicios (2019, 2020 y 2021). En este sentido, se considera "factible" que el déficit público baje desde el 2,5% del PIB anotado en el 2018 al 0,4% previsto por el Gobierno en el 2021, aunque la estimación de la AIRE lo sitúa algo por encima del 0,6% del PIB. 

No se opina lo mismo para el 2022, ejercicio para el que el Gobierno prevé alcanzar el equilibrio presupuestario de las administraciones públicas, desde el 2,5% anotado en el 2018. En este caso, la Autoridad Fiscal ve "improbable" llegar al 2022 con una déficit del 0%. Podría considerars "factible" un déficit del 0,1% del PIB ese año pero lo cierto es que la Airef estima como más probable un déficit del 0,5% del PIB en el 2022, en lugar del 0% que proyecta el Gobierno.