Ir a contenido

ránking

Las ventas de artículos de lujo de las firmas españolas crecieron el 9,8%, según Deloitte

Eduardo López Alonso

Colas en una tienda de productos de lujo en el paseo de Gràcia de Barcelona. 

Colas en una tienda de productos de lujo en el paseo de Gràcia de Barcelona. 

El sector del lujo capea las situaciones de crisis con facilidad y en momentos de normalidad económica tiende a aproximarse a las tasas de crecimiento de dos dígitos. Este axioma tiende a cumplirse y la consultora Deloitte lo certifica. Según sus datos, las ventas de las empresas españolas de artículos de lujo crecieron el 9,8% y registraron una media anual de ventas de 813 millones de dólares. Firmas españolas como Puig, Tous, Sociedad Textil Lonia (Purificación García y CH Carolina Herrera) y Festina Lotus se situaron en el Top 100 mundial. 

Las ventas de artículos de lujo crecieron en todo el mundo. El informe anual 'Global Powers of Luxury Goods 2019' elaborado por Deloitte calcula que las 100 mayores compañías especializadas en productos selectivos o de lujo facturan de manera conjunta 246.664 millones de dólares anuales con tasas de crecimiento superiores al 10%. Comparadas con las empresas de otros países analizados en el informe, las firmas españolas son las más pequeñas, pero su media anual de ventas de productos de lujo continúa al alza: 813 millones de dólares (72 millones más que en el ejercicio anterior).

La firma de perfumería Puig continúa siendo la mayor empresa de productos de lujo en España y ocupa el puesto 30 del lujo mundial, aunque baja desde la 28 posición que ocupaba un año antes. Esta empresa familiar facturó 2.181 millones de dólares en 2017, lo que representa un crecimiento del 8,1 %.

Tous es la siguiente en la lista y se mantiene en la 76 posición, con un crecimiento en ventas del 10,5 % -el mayor entre las españolas- hasta alcanzar 415 millones de dólares.

Sociedad Textil Lonia se sitúa en el puesto 80 tras caer tres posiciones con una facturación que creció un 1,6 % hasta 389 millones de dólares; mientras que Festina Lotus asciende un puesto hasta el 89 con un crecimiento en sus ventas del 5,3 % y 268 millones de dólares.

España es el noveno país que más empresas aporta a la clasificación mundial, que lidera Italia, con 24 firmas, seguida de EEUU, que suma 14, y Reino Unido con 10. Además, España es el cuarto país donde más crecieron las ventas de este tipo de artículos, con un 9,8 %, por detrás de China, donde crecieron un 13,3 % en el pasado ejercicio fiscal.

La clasificación mundial la lidera la firma francesa LVMH Möet Hennessy-Louis Vuitton, con una facturación superior a 48.000 millones de dólares en el ejercicio anterior, de los cuales 27.995 corresponden a artículos de lujo, el 17,2 % más.

The Estée Lauder Companies se mantiene en segunda posición con una facturación de 13.683 millones de dólares, al superar a la suiza Compagnie Financière Richemont, que ocupa el tercer puesto, con una facturación de 12.819 millones de dólares. Como novedad, la sexta edición del informe anual 'Global Powers of Luxury Goods 2019' elaborado por Deloitte incluye a Chanel, que se sitúa en la sexta posición.

Frente al cierto optimismo de Deloitte, el banco HSBC ha publicado un informe en el que prevé que el sector del lujo baje el ritmo de crecimiento a nivel mundial este año hasta el 6%, frente al crecimiento al 9% del 2018. HSBC salva de ese frenazo a firmas como Kering, Moncler, Richemont o Hugo Boss. Además, HSBC mantiene que ese crecimiento tenderá a estabilizarse en la actual coyuntura económica.

Temas: Empresas