Ir a contenido

Empleo

Más de la mitad de los europeos trabajan en domingo

Un informe de la OIT constata la proliferación de las jornadas `atípicas¿, como que alrededor del 50% de los trabajadores de la UE trabajan al menos un domingo al mes

Gabriel Ubieto

Jóvenes trabajando en unas oficinas de Barcelona

Jóvenes trabajando en unas oficinas de Barcelona / FERRAN NADEU

Para la mitad de los europeos el domingo ya no es sinónimo de descanso. Las jornadas hace ya años consideradas como "atípicas" son una realidad cada vez más frecuentes en las economías de la Unión Europea (UE), tal como constata un informe publicado este lunes por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que analiza algunas de las principales economías mundiales. Trabajar al menos un sábado al mes también es una tendencia al alza en Europa, y frecuente en otros muchos países, que actualmente afecta a uno de cada tres europeos.  

Si bien las máquinas se perciben como la gran amenaza para millones de puestos de trabajo en todo el mundo, la mano de obra clásica –las personas- y las jornadas maratonianas o las semanas sin fin siguen siendo una realidad muy presente en todo el mundo. Según constata el informe de la OIT, en China y la República de Corea más del 40% de los trabajadores realiza más de 48 horas a la semana.

En otros países puestos como ejemplo del modelo neoliberal, como Chile, la cifra afecta a más del 50% y en Turquía se eleva a casi el 60%. Más éxito ha arraigado la jornada de 40 horas en Estados Unidos y el 'Viejo Continente', pues 'únicamente' el 19% de los norteamericanos y el 15% de los trabajadores europeos trabajan más de 48 horas a la semana.

No obstante, las jornadas de más de 10 horas no son tan infrecuentes, principalmente entre los hombres europeos, pues el 40% de los entrevistados afirmó trabajarlas habitualmente. También son cosa principalmente de autónomos, pues el 55% de los trabajadores por cuenta propia con empleados a cargo y el 34% de aquellos que trabajan solos afirman estar activos durante más de 48 horas a la semana.

La fina línea entre ocio y negocio

La separación temporal entre ocio y negocio en las economías que extienden la jornada laboral durante gran parte del día es difusa, pues aquellos países que registran más horas de trabajo a la semana también son las que conceden más permisos para ausentarse del puesto. En la República de Corea, donde casi la mitad de la población trabajadora supera las 48 horas semanales, más del 70% de los ocupados pueden tomar una o dos horas de permiso laboral para ocuparse de asuntos personales y familiares.

En cambio, en otros países que tienden a concentrar sus jornadas como EEUU o Europa, este porcentaje oscila entre el 20% y el 40%. Los turcos son los que salen peores parados, porque son los que tienen jornadas más dilatadas pero menos permisos.

Llevarse el trabajo a casa es una tendencia generalizada en todo el mundo, en un momento en que el derecho a la desconexión digital ha entrado a debate entre empresas y sindicatos. Según destaca la OIT en su informe, al menos el 10% de los trabajadores trabaja en su tiempo libre.

No saber donde trabajarás mañana

Una de las lacras que caracteriza al mercado laboral español es su alto número de trabajadores con contrato temporal, que viven con la incertidumbre de si serán renovados o no. No obstante, y según constata la OIT, pese a que España cerró el 2018 siendo el país con mayor índice de temporalidad (esta afecta a uno de cada cuatro asalariados), la incertidumbre profesional no es su patrimonio exclusivo. La OIT constata que la inseguridad laboral es generalizada y al menos el 30% de los trabajadores encuestados informa estar en un trabajo sin perspectivas de carrera.

Pese a esa incertidumbre, ello no empaña el buen ambiente que predomina en las diferentes empresas de la economía mundial. El 70% de todos los trabajadores reportan un entorno social en el trabajo de gran apoyo y altos niveles de satisfacción con sus supervisores inmediatos.