Ir a contenido

Empresas

Glovo cierra una ronda de financiación de 150 millones de euros

La empresa de reparto a domicilio anuncia que destinará los fondos a expandirse a la entrega de productos de supermercados

Gabriel Ubieto

Oscar Pierre, fundador de Glovo.

Oscar Pierre, fundador de Glovo. / Ricard Cugat

La empresa de reparto a domicilio Glovo ha anunciado este martes que ha conseguido cerrar con éxito una ronda de financiación de 150 millones de euros. Así lo ha publicitado en un comunicado, en el que ha detallado que su objetivo es expandirse hacia la entrega de productos que los clientes de la aplicación realicen adquieran en supermercados. La ronda ha contado con la participación mayoritaria de la tecnológica de capital de riesgo Lakestar y con Drake, la propietaria de la franquicia mundial de comida rápida Papa John's. Uno de los socios de Lakestar, Dharmash Mistry, se unirá tras la formalización de la operación a la Junta Directiva de Glovo.

La 'start-up' barcelonesa inviertirá parte de esta nueva inyección de capital en la vertical de supermercados a través de su marca SuperGlovo. Ello habilitará que se entreguen los productos de supermercado a los clientes en un periodo de unos 20 minutos desde la realización del pedido.

La compañía fundada en Barcelona también empleará los fondos extras reunidos para ampliar su departamento tecnológico, mediante la contratación de 300 nuevos ingenieros, tal como detalla la firma en su comunicado. La empresa emplea de manera directa a alrededor de 1.000 personas en todo el mundo, sin contar con los repartidores. El refuerzo del brazo 'tech' de Glovo busca reducir los tiempos de espera de los repartidores y "ayudar a la empresa a operar y ser líder en nuevos mercados en África, Europa y América Latina".

Precisamente Latinoamérica es uno de los territorios donde la marca ha registrado vaivenes en los últimos meses. En abril dejó de prestar servicio en Chile, el primer mercado en el que aterrizó del continente y en el que repartía en cuatro ciudades. Y en marzo se retiró de Brasil, donde operaba en 14 municipios. Pese a estos reveses, el pasado 2018 fue un año de expansión para Glovo en el continente latinoamericano. La compañía cerró el ejercicio con más de 4,8 millones de pedidos, cuyo tiquet de compra sumó conjuntamente más de 37 millones de euros, con más de 16.000 repartidores activos.

Esta es la segunda ronda de financiación que cierra Glovo en los últimos 12 meses, tras conseguir el año pasado una Serie C de 115 millones de euros, en aquella ocasión liderada por Seaya Ventures, Cathay Innovation y Rakuten Capital. También es la segunda mayor ronda de financiación que cerró una 'start-up' de Barcelona en el último año, solo superada por la de 431 millones de euros que realizó Letgo, tal como recoge el informe Barcelona & Catalonia Startup Hub, elaborado por Acció de la Generalitat.

Temas: Glovo Empresas