Ir a contenido

CRISIS DEL GIGANTE DE LA AVIACIÓN

Boeing cifra en 1.000 millones el coste de inmovilizar los 737 MAX

Suspende el programa de recompra de acciones y la publicación de previsiones de resultados

La empresa con base en Seatlle ha visto caer un 13% su beneficio en el primer trimestre

Idoya Noain

Un avión Boeing 737 MAX. 

Un avión Boeing 737 MAX.  / AFP

Es época de turbulencias para Boeing. Con toda la flota de sus 737 MAX en tierra tras los mortales accidentes de Lion Air y Ethiopian Airlines que costaron la vida a 346 personas, el gigante aeroespacial estadounidense ha cifrado este miércoles en más de mil millones de dólares el coste de esta crisis. Es una cifra que incluye tanto el incremento de costes de producción de la aeronave como gastos para solventar los programas de software vinculados a los siniestros y cubrir la formación de los pilotos. Y la factura puede ser mucho mayor, hasta 3.000 millones de dólares según algunos analistas, cuando se sumen pagos a familias de víctimas o a aerolíneas y proveedores.

El panorama indudablemente se nubla para Boeing, especialmente por las incertidumbres sobre el calendario para el retorno operativo de los 737 MAX. Y la compañía ha anunciado este miércoles dos pasos que apuntan a esa nueva neblina en que se mueve: ha suspendido, por ejemplo, el ambicioso programa de recompra de acciones con el que en los últimos tres años ha comprado unos 24.000 millones en sus títulos y ha disparado el precio de sus acciones. Asimismo, ha anunciado que suspende por ahora la emisión de previsiones anuales de resultados financieros.

Boeing, que fabricaba 52 aviones de pasillo único MAX al mes, hace poco planeaba elevar este verano la producción a 55 aeronaves mensuales pero, en cambio, ha tenido en cambio que recortarla a 42. Marzo fue el primer mes en casi siete años en que la compañía con base en Seattle no cerró ninguna orden comercial de un 737.

En total las ventas del primer trimestre de Boeing han caído un 2%, hasta los 22.920 millones de dólares y los beneficios han perdido un 13%, quedando en 2.150 millones. Boeing ha visto también evaporarse 27.000 millones en su valor de mercado, que ahora está en 212.000 millones de dólares.

La compañía estadounidense Boeing ha valorado en 1.000 millones de dólares (unos 900 millones de euros) el incremento de los costes de producción de su modelo 737 MAX, inmerso en una serie de pruebas para la actualización de su 'software', como consecuencia de los accidentes mortales de los pasados marzo y octubre.

Así lo ha asegurado el gigante aeronáutico en un documento a sus accionistas coincidiendo con la presentación de los resultados económicos del primer trimestre del año.

En estos resultados, Boeing anuncia unos beneficios en los tres primeros meses del año de 2.149 millones de dólares, lo que supone un 13% menos que en el mismo periodo de 2018, lastrado por las prohibiciones de los vuelos de aviones Boeing 737 Max 8 y 9 por los accidentes de Indonesia Etiopía.

Además, sus ingresos trimestrales también cayeron un 2% de los 23.382 registrados entre enero y marzo de 2018 hasta los 22.917 millones de dólares del mismo periodo de este año.

La compañía asegura que estos resultados reflejan las "menores entregas de modelos 737", aunque precisa que se vio "parcialmente compensado por un mayor volumen en (los apartados) de defensa y servicios".

Asimismo, insiste en que "Boeing está haciendo un progreso constante en el camino hacia una certificación final para una actualización de software para el 737 MAX, con más de 135 vuelos de prueba y producción de la actualización de software completa".