Ir a contenido

Automóvil

Los fabricantes de coches piden un plan de achatarramiento de 200 millones al año

Anfac quiere 150 millones para los vehículos de combustible fósil y 50 millones para alternativos

El sector del automóvil reclama una ley estatal que armonice la movilidad en todo el territorio español

Sara Ledo

El parque móvil español sigue envejeciendo.

El parque móvil español sigue envejeciendo. / ÁLVARO MONGE

El automóvil vive un cambio radical en el que la tecnología, el medio ambiente y las nuevas formas de movilidad están poniendo patas arriba al sector. Y en plena euforia electoral, la patronal de los fabricantes ha salido rauda al paso de los debates políticos para pedir al futuro Gobierno un plan de achatarramiento dotado de 200 millones al año para los próximos "dos o tres años" para revivir al sector. Una medida incluida en una lista de 50 propuestas que han entregado a los distintos partidos políticos para que sirva de hoja de ruta en el futuro más inmediato de la movilidad.

La patronal plantea incentivar la renovación del parque con 200 millones de euros al año. Sin embargo, lo hace con un esquema en el que prima los combustibles fósiles por encima de la electrificación del parque. Así, Anfac propone 50 millones de euros para la integración del vehículo "alternativo" y 150 millones para incentivar otras opción de combustión "de la más avanzada tecnología".

Además, la patronal propone una nueva fiscalidad en la que se incite la compra de vehículo eléctrico con una rebaja del IVA del 21% al 10%. Una propuesta que han presentado en la Comisión Europea pero sobre la que no han visto apoyo por parte del Gobierno español y por ello reclaman al futuro partido que se siente en Moncloa que lo faciliten. Además, Anfac pide eliminar el impuesto de circulación y la "creación y modernización" del impuesto de circulación "para que haga referencia a la calidad del aire y del CO2".

Ley estatal

La vejez del parque automovilístico español supera los 10 años, pero además en los últimos siete meses las ventas de coches han caído de manera consecutiva, con especial incidencia en el canal de particulares. Este es uno de los problemas que más preocupan a Anfac y lo achacan a que el consumidor "está retrasando" su decisión de compra porque "no sabe qué automóvil comprar" debido a la incertidumbre sobre la recesión que amenaza a Europa pero, sobre todo, insisten, a los anuncios de restricciones a la movilidad del Gobierno, Comunidades Autónomas y municipios.

Por ello, la patronal pide una ley estatal que unifique las diversas regulaciones autonómicas y locales y que sirva de paragüas a lo largo y ancho de todo el territorio. "En España hay 54 planes de calidad del aire y 5 de cambio climático. Podemos ir al libro Guiness para ver la creatividad de nuestro país. Es necesaria una homogeneidad legislativa porque esta incertidumbre solo potencia el mercado de segunda mano", asegura el presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos.