Ir a contenido

Aeropuertos

Desconvocada la huelga del 21 y 24 de abril en el 'handling' de los aeropuertos

Los sindicatos UGT y USO cancelan el paro para seguir la negociación con la patronal

Los tres han acordado "fijar una fecha" para concluir las negociaciones cuanto antes

Sara Ledo

Pasajeros en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Pasajeros en el aeropuerto de Barcelona-El Prat. / RICARD CUGAT

Dicen que a la tercera va la vencida, pues por tercera vez en un año la negociación del IV Convenio Colectivo de los trabajadores que prestan servicios de asistencia a aviones y pasajeros, denominado 'handling', consigue evitar una huelga. Los sindicatos UGT y USO han decidido desconvocar los paros previstos para los días 21 y 24 de abril en los servicios de 'handling' de los aeropuertos españoles tras acordar con la patronal del sector, Aseata, empezar la negociación de nuevo.

Según explican  UGT y USO en un comunicado, la intención es volver al punto previo, al inicio del último problema –esto es, antes de la reunión del 3 de abril en la que la patronal introdujo una cláusula en la negociación convenio que para los sindicatos no tenía cabida y para la patronal era imprescindible- y "mantener un proceso negociador, sin más condicionantes que los acuerdos ya alcanzados hasta la fecha".

"Además se ha convenido fijar una fecha, a la mayor brevedad de tiempo posible, con la finalidad de concluir las negociaciones pendientes, sin los obstáculos que a ambas partes impedían la posibilidad de tratar de resolver la actual problemática", aseguran los sindicatos de un sector que cuenta con 60.000 trabajadores y lleva tres años sin convenio colectivo.

La historia se repite

Lo cierto es que la historia se repite. Después de que el III Convenio Colectivo agotase su vigencia el 31 de diciembre de 2015, sindicatos y patronal llevan intentando negociar un acuerdo sin éxito alguno. En julio del año pasado se rompieron las negociaciones y los sindicatos iniciaron los preparativos de una huelga que, como esta vez, desconvocaron antes de que se celebrase, y exacta situación se dió en octubre. 

El 20 de julio en el Servicio de Intermediación y Arbitraje (SIMA) los sindicatos decidieron desconvocar la huelga a cambio de incluir en el convenio que en caso de subrogación, los complementos salariales como el plus de fijo a tiempo parcial, plus de jornada irregular, flexibilidad, disponibilidad y turnos se incluirían en el salario bruto, es decir, pasarían a ser conceptos fijos. Así como el mantenimiento de las percepciones económicas que vinieran percibiendo en la empresa cedente, en caso de ser superiores a los que correspondieran en la empresa cesionaria.

Sin embargo, el mes pasado saltaba la alarma de los sindicatos UGT y USO porque la patronal incluía una cláusula que limitaba estas garantías de subrogación a "futuras" subrogaciones. La patronal Aseata decía que esta condición era "innegociable" y los sindicatos UGT y USO mostraban su desacuerdo con amenaza de convocar una huelga que finalmente se ha salvado horas antes de iniciarse. Por su parte, el sindicato CCOO apoyaba el discurso de la patronal. Así que ahora, los tres sindicatos -CCOO, UGT y USO- se volverán a sentar con Aseata para rebobinar en el tiempo y avanzar en la negociación.