Ir a contenido

TRANSPORTE

Los pilotos de Ryanair informarán del motivo de los retrasos

La aerolínea no descarta usar Girona y Reus para crecer

Josep M. Berengueras

Pasajeros de Ryanair en el aeropuerto de Varsovia, Polonia.

Pasajeros de Ryanair en el aeropuerto de Varsovia, Polonia. / REUTERS / Kacper Pempel

Una de las habituales quejas de los pasajeros de un avión es que, ante un retraso, les falta información de todo tipo, por lo que acaban culpando a la aerolínea de la demora. Sin embargo, según Eurocontrol, el 80% de los retrasos tienen en su origen los problemas de la congestión del tráfico aéreo. Por ello, la compañía de bajo coste Ryanair quiere que sus clientes «sepan de quién es realmente la culpa» de que su vuelo no salga en hora, explica el director de Márketing de Ryanair, Kenny Jacobs, a este diario. Por ello, han enviado una «nueva recomendación» a sus pilotos para que, en caso demora, «informen a los pasajeros de que la culpa de que estén parados no es de la aerolínea, sino de los controladores».

«Nosotros hacemos todo lo posible para salir en hora, hemos invertido, incrementando el personal en tierra y en aviones de repuesto. Pero si nosotros nos aseguramos de tener suficientes pilotos, las autoridades deben asegurarse que tienen suficientes controladores para garantizar la operativa», afirma Jacobs. Por ello, a través de la asociación Airlines for Europe, tratan de lograr que la Comisión Europea fije un «espacio común integrado» que garantice la operativa. «A nivel de Ryanair no esperamos que haya huelgas de personal este verano, aunque siempre puede haber algo. Pero los problemas de saturación en el espacio aéreo continuarán», predice Jacobs, que agrega:«Este año puede ser incluso peor en los espacios aéreos de Alemania y Francia». Por ello, calcula que «el verano sea igual de malo (en puntualidad) que el año pasado o mínimamente mejor».

Más allá de los problemas de control del tráfico aéreo, Jacobs considera que «aún hay margen para crecer en El Prat», pero que «se puede hablar de usar más Reus Girona», aunque debe ser «en el marco de una estrategia conjunta aeroportuaria, que sean competitivos en términos económicos y que haya una buena conectividad --rápida y barata-- con el centro de Barcelona». Además, Jacobs apunta que Barcelona tendrá «un buen verano turístico» gracias a la tregua del brexit, aunque plantea que la ciudad debe aparcar el debate sobre si recibir más turistas es bueno o malo:«Siempre es bueno, es fomentar la economía».

Ryanair es una de las aerolíneas que más Boeing 737 Max tiene pedidos (más de 130), aunque aún no ha recibido ninguno. «Todos los vuelos del verano están asegurados con los aviones actuales», afirma. De cara al año que viene, no prevé que tengan que cambiar sus planes pues confía en que la crisis del modelo se haya solucionado.