Ir a contenido

Condiciones de trabajo

Más de la mitad de los autónomos no ha cogido vacaciones en el último año

Un estudio del Instituo Santalucía constata que el 46% de los trabajadores por cuenta propia ha tenido problemas de salud por trabajar demasiado

Gabriel Ubieto

Un trabajador autónomo durante su jornada laboral como lampista.

Un trabajador autónomo durante su jornada laboral como lampista. / RICARD CUGAT (El Periódico)

A las puertas de Semana Santa, los corrillos en las empresas para organizar y repartir los días de vacaciones se tornan un clásico. Decidir que días hace uno fiesta es un habitual entre los trabajadores por cuenta ajena, pero una rareza para la mayoría de los trabajadores por cuenta propia. Más de la mitad de los autónomos en España, concretamente el 51,1%, afirman no haberse podido coger vacaciones en el último año, según constata un informe del Instituto Santalucía.

El no disponer de días de asueto no es solo una constante para muchos autónomos en lo que a fechas señaladas se refiere, sino que es un fijo a lo largo del calendario. Según recoge el informe, el 76% de los autónomos suele trabajar todos los días de las semana, un porcentaje sensiblemente inferior al 47,2% que revelan los asalariados, teniendo en cuenta que los convenios colectivos limitan para estos dicho escenario. "Los autónomos somos quienes más sufrimos la ausencia de regularidad en nuestro trabajo", afirma la secretaria general de UATAE, María José Landaburu

Y no solo libran menos, sino que cuando lo hacen, también les cuesta más desconectar. Dos de cada tres autónomos encuestados declaró que "siempre" está conectado durante sus vacaciones. Para los trabajadores por cuenta propia realizar jornadas que exceden las ocho horas es más habitual que entre los asalariados, pese a la tendencia creciente del fenómeno de las horas extras. El 56% de los autónomos declararon realizar más de 10 horas de trabajo diarias, frente al 27% de los asalariados. 

Todo ello tiene un efecto directo sobre la salud de los trabajadores y se traduce en que el 46% de los autónomos asegura que ha tenido problemas de salud por trabajar demasiado y el 58% afirma vivir estresado por un exceso de carga de trabajo. "La cotización por ingresos reales sería una de las soluciones a este problema: ese mes ingresas menos, pero también pagas menos. Las vacaciones son un derecho", declara Landaburu. 

Permisos acortados

Otra de las cifras que deja el informe del Instituto Santalucía es que el 39,1% de los trabajadores por cuenta propia redujeron su permiso de paternidad o maternidad para evitar perder ingresos. "La mayoría de los autónomos cotizan por la base mínima, lo que provoca que tengan coberturas muy bajas", explica el presidente de ATA, Lorenzo Amor. "Es importante que adaptemos una tarifa plana especial para padres y madres que cesen su actividad durante meses tras tener un hijo y así luego tengan facilidades para reincorporarse", añade.