INFRAESTRUCTURAS

El movimiento contra el corredor ferroviario por la costa se revitaliza en Tarragona

La plataforma 'Mercaderies per l'Interior' reivindica el cambio del trazado férreo dibujado por los últimos gobiernos para preservar el litoral y la actividad turística

El portavoz de la plataforma Mercaderies per l’Interior, Eugeni Sedano (centro), junto a Joan Tous (izquierda), del Col·legi d’Arquitectes, y Marc Francesch, de l’Associació de Càmpings (derecha).

El portavoz de la plataforma Mercaderies per l’Interior, Eugeni Sedano (centro), junto a Joan Tous (izquierda), del Col·legi d’Arquitectes, y Marc Francesch, de l’Associació de Càmpings (derecha). / ACN / Roger Segura

Se lee en minutos

El movimiento vecinal contra la instalación de una tercera vía de mercancías por la costa de Tarragona se revitaliza. Este lunes se presentó en Tarragona la plataforma 'Mercancías por el interior' que al igual que la Associació per la Defensa del Litoral Tarragoní pretenden impulsar una alternativa al destrozo medioambiental que supondrá que el corredor ferroviario del Mediterráneo pase por la costa de Tarragona en lugar de por el interior. Fuertes presiones empresariales han conseguido que el Ministerio de Fomento del PP y del PSOE diesen prioridad a la velocidad de ejecución frente al impacto en zonas muy urbanizadas y de elevado interés turístico.

El portavoz de la nueva plataforma, Eugeni Sedano, ha advertido en declaraciones a la agencia ACN que el paso continuado de trenes de mercancías comporta riesgos de seguridad, contaminación acústica y afectaciones sobre la vivienca, el patrimonio y las instalaciones turísticas cercanas a las vías. Mercaderies per l’Interior inicia ahora un periodo de adhesiones y aspira a que vuelva a discutirse el trazado y se busquen mejores soluciones. El lema de los últimos años 'pasajeros por la costa, mercancías por el interior' vuelve a ganar protagonismo.

Los movimientos contra el corredor mediterráneo ferroviario han chocado en los últimos años con la oposición de los poderes empresariales y del Gobierno, pero paralelamente han recibido el apoyo, en ocasiones tímido, de la práctica totalidad de partidos políticos. Protagonistas de los movimientos vecinales reconocen que portavoces de PP, Ciudadanos, PSOE, ERC y Podemos se han solidarizado y apoyado en mayor o menor medida las propuestas de desviar las mercancías por el interior, pero no ha servido de mucho hasta el momento y la opción menos cara ha sido la elegida. 

Empresarios del sector turístico de la zona llegaron a encargar a estudios de ingeniería alternativas al proyecto de Fomento por el interior. El último propone una ruta en forma de Y invertida por el que se aprovecharían parte de las vías férreas instaladas hacia el interior (Reus-Montblanc-Sant Vicenç de Calders) para evitar un polémico paso por Roda de Bará. Esa alternativa sería algo más cara que la elegida por el Gobierno, aunque algunos apuntan a que el mayor problema son las prisas argumentadas fundamentalmente por los puertos y la industria de automoción, que siempre han defendido las tesis de rentabilidad frente a la defensa mediambiental.

Una de las rutas alternativas propuestas en el pasado.

Te puede interesar

La nueva plataforma de oposición al trazado considera que se ha hecho una planificación "incongruente" ya que las mercancías circularán por vías que atraviesan los principales nucleos de población y los pasajeros se mueven cada vez más por vías y estaciones periféricas". Por ello exige al futuro Gobierno que se plantee un nuevo proyecto que eluda su paso por zonas urbanizadas. Sedano ha instado a sumarse a la adhesión de cualquier entidad o ciudadano al margen de sus afinidades políticas. El presidente de la demarcación de Tarragona del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya, Joan Tous, se ha alineado a favor de exigir la provisionalidad de la tercera vía.

El vicepresidente de l'agrupació Càmpings de Tarragona ciutat, Marc Francesch, ha lamentado que no haya un plan definitivo para el paso de mercancías y el gran temor es que la inversión realizada obligue a mantener la actividad de mercancías por la costa más tiempo del deseado.