Ir a contenido

HISTORIAS MÍNIMAS

Kits creativos para criaturas

PinTaPum recupera el entretenimiento manual de niños y niñas con ceras para colorear dibujos. El kit de supervivencia tamaño bolso busca también conectar a padres e hijos

Carme Escales

Nuria Tejón, cofundadora de PinTaPum.

Nuria Tejón, cofundadora de PinTaPum.

Entretener a las criaturas en esos tiempos muertos de espera, en la consulta médica, viajes, sobremesas tras largas comidas, o en visitas a casas donde solo viven adultos ha sido siempre talón de Aquiles de muchos padres. En los hogares, la televisión y los dibujos animados han sido durante muchos años el canguro perfecto. Pero la llamada por muchos como ‘la caja tonta’, o ‘la caja que atonta’ porque no pone en juego ni la iniciativa propia, ni la creatividad de los menores, tiene hoy a un potente sustituto. Tabletas y 'smartphones' calman cualquier desespero en recorridos en transporte público o tiempos de aburrimiento infantil. Solo algunos padres se las ingenian para entretener a sus pequeños con alternativas no tecnológicas. Como Núria Tejón.

Tiene tres hijos y no solo ha logrado entretenerlos a ellos tres poniéndolos a pintar, algo que refuerza la fuerza de sus pequeños dedos y potencia su imaginación y creatividad, sino que lo pone al alcance de todos los padres. Ha creado un entretenimiento para sus criaturas que ahora ella misma comercializa a través de la marca PinTaPum. Es una caja ligera y pequeña, para llevar en el bolso, que contiene más de dos metros de papel de colorear con 10 ilustraciones en blanco y negro. A este kit de supervivencia creativo para familias lo ha llamado minibox PinTapum y lo vende a 6,50 euros.

De 3 a 8 años

Núria Tejón ha ideado para esas cajas personajes de una pandilla inspirados en el tipo de dibujos que niños de 3 a 8 años buscan a través de pantallas de móviles y tabletas. Los mismos protagonistas de un libro para colorear que también vende, a 7,90 euros. Kit y libro tienen dos versiones diferentes y todos se pueden adquirir a través de la web: www.pintapum.com.

    Entrar en cadenas de tiendas de productos infantiles como lo ha hecho ya en Imaginarium era el objetivo de Núria Tejón. La carrera profesional de esta asturiana, nacida en Mieres en 1976, que vive en Barcelona desde los cinco años, no hacía presagiar un cambio de rumbo profesional. Ha ocupado cargos en diferentes firmas, como Loreal o, la última, Inoxcrom, donde era directora general de márketing cuando la empresa entró en liquidación. La complejidad del momento coincidió con su tercera maternidad. «Necesitaba romper con mi status quo y ver qué pasaba. Así que pacté mi salida y quise probar a hacer algo por mí misma», explica Tejón.

   

"En lugar de tabletas o móviles, a cualquier niño que le saques una caja de colores y un papel, pintará».

En su bolso de Mary Poppins estaba la clave. «Siempre llevaba bolsos tremendos con cosas que pesaran y ocuparan poco, con lo que poder contentar a mis hijos cuando me los llevaba a tomar un café con mis amigas», dice. «Y sin tener que darles tableta o móvil a la primera de cambio. A cualquier niño que le saques una caja de colores y un papel, pintará, sea más o menos rato, pero eso les entretiene y sus dibujos nos conectan a padres e hijos», añade.

    Para empezar el negocio, junto a su socio, el diseñador Jordi Ramon, invirtieron 60.000 euros en producto -íntegramente producido localmente-, web y acciones de márketing, como asistir a las primeras ferias. Y en julio del 2017, PinTaPum asomaba la cabeza en Instagram, el pasado año facturó 10.000 euros y este prevé aproximarse a los 50.000.

Nuria Tejón

Cofundadora

de PinTaPum

Ceras, papel y cartón producidos en Barcelona y sus alrededores han dado forma a los personajes que Tejón tenía en su cabeza. Su objetivo ahora es entrar cadenas y hoteles y que en todo bolso o mochila haya una minibox.