Ir a contenido

Central de Balances del Banco de España

El beneficio de las empresas se duplicó a finales del 2018

Los ingresos atípicos favorecieron un aumento del 102,6% en los resultados del último trimestre

La remuneración media de los trabajadores subió el 1,5% frente al 0,5% del año anterior

Rosa María Sánchez

El sector turístico contribuyó a mejorar el crecimiento económico en el 2018. En la foto, turistas ante la Pedrera.

El sector turístico contribuyó a mejorar el crecimiento económico en el 2018. En la foto, turistas ante la Pedrera. / RICARD CUGAT

El beneficio de las empresas no financieras se duplicó en el cuarto trimestre del 2018 respecto al resultado obtenido en el mismo periodo del año anterior y este fuerte aumento, del 102,6%, fue consecuencia, en buena parte de los ingresos atípicos, según los datos de la estadística trimestral de la Central de Balances (CBT) publicados este martes por el Banco de España.

La estadística, confeccionada a partir de una muestra de 960 empresas (el 12% del Valor Añadido Bruto total del país) con datos relativos a finales del 2018 aportados por ellas hasta el 14 de  marzo, revela que, si se excluyen los ingresos atípicos y el pago de impuestos (que se redujo el 12,8% en el cuarto trimestre), el resultado ordinario neto de estas sociedades creció el 5% respecto al mismo periodo del año anterior

De un modo u otro, los datos de la Central de Balances del Banco de España llegan a la conclusión de que "durante el último año, se reforzó la situación económica y financiera del conjunto de las empresas de la muestra", según figura en el infome publicado este martes

A falta de conocer los resultados anuales del conjunto del 2018, el resultado ordinario de las empresas no financieras vienen ofreciendo aumentos consecutivos en los seis años previos en un contexto de moderación salarial.

Empleo y remuneración

Los datos de la Central de Balances correspondiente al cuarto trimestre del 2018 ponen de manifiesto que aumentó la actividad comercial (la cifra de negocios aumentó el 7,2%), con un mayor peso de la demanda interna, al tiempo que las empresas lograron reducir su endeudamiento y también el peso de la carga financiera.

El empleo siguió creciendo (el 1,5%), aunque casi un punto por debajo de la tasa registrada un año antes (2,4%) y el aumento de las plantillas se vio impulsada, sobre todo por la contratación de personal fijo, que se elevó el 1,9%. Los gastos de personal de la CBT crecieron en 2018 un 3 %, evolución que se explica tanto por el aumento de las plantillas como por el de las remuneraciones medias

Las remuneraciones medias experimentaron un ligero repunte en 2018, aumentando un 1,5 %, frente al 0,5 % registrando un año ante. Esta aceleración estuvo impulsada fundamentalmente por la evolución en el sector de comercio y hostelería, y en el industrial, en los que estos costes aumentaron un 3,1 % y un 2,4 % respectivamente. En cambio, en el resto de ramas los incrementos salariales fueron más moderados, de un 0,7 % en la que engloba al resto de actividades, y prácticamente nulos tanto en el sector de la energía como en el de información y comunicaciones.

La industria, a la cola

Por sectores, el Valor Añadido Bruto (VAB) creció en casi todas las ramas de actividad, excepto en la industria. Destacan, sobre todo, los aumentos en el sector de la energía (6,7%) y en el del comercio y la hostelería (6%), lo que supone una clara mejoría en comparacion con las caídas del año anterior.

En la rama industrial, en cambio, el VAB se contrajo un 1,2 %. Dentro de este sector, destacan los descensos que se registraron en los subsectores de refino y de industria química, del 10,1 % y 11,6 % respectivamente. En el resto de subsectores industriales se observaron avances, que oscilaron entre el 2,1 % de fabricación de productos minerales y metálicos y el 5 % de fabricación de material de transporte.