Ir a contenido

Conductores VTC

Una ETT de conductores de Cabify deja en la calle a 400 personas

La empresa que prestaba personal para la aplación pacta con los trabajadores un traslado forzoso a Madrid, al que se acogen menos de 10 personas

Gabriel Ubieto

Protesta de los trabajadores de VTC en la Diagonal de Barcelona.

Protesta de los trabajadores de VTC en la Diagonal de Barcelona. / RICARD CUGAT

El antiguo entramado empresarial con el que operaba Cabify en Barcelona antes de la normativa de la Generalitat está en proceso de desmantelación, mientras la compañía de transporte privado regresa a la capital catalana con otras fórmulas. Este miércoles una empresa de trabajo temporal, vinculada a Cabify, ha cerrado con sus empleados un traslado colectivo forzoso que se saldará con alrededor de 400 ceses y menos de 10 mudanzas a Madrid. Así lo refleja el acta de acuerdo, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, que será registrada previsiblemente en los próximos días en el Departament de Treball.

La empresa que finiquita a su plantilla en Barcelona es JT Hiring Empresa de Trabajo Temporal, que presta servicio a Vector Ronda, que a su vez está participada de Maxi Mobility Spain, la marca con la que opera Cabify en España. Esta notificó formalmente el inicio del proceso el pasado 7 de marzo y este miércoles ha cerrado las condiciones con los representantes de los trabajadores. La gran mayoría de la plantilla no ha aceptado el traslado a Madrid y se queda en la calle con una indemnización de 26 días por año trabajado. Lo que en una empresa de trabajo temporal no permite acumular una antigüedad muy dilatada.

Este proceso de cese coletivo, bajo la fórmula del traslado, llega precedido por un expediente de regulación de empleo (ERE) iniciado por Vector Ronda, la empresa en la que los conductores de JT Hiring prestaban servicio, con el objetivo de despedir a 392 personas. Este proceso de despido colectivo se encuentra registrado oficilamente en el Departament de Treball y en vías de negociación con la empresa. 

Fuentes del comité de empresa de Vector Ronda han explicado a este medio que, dada la alta presencia de trabajadores mayores de 55 años, la negociación de este expediente entraña una dificultad especial. Para este colectivo existen determinados condicionantes que obligan a la empresa a negociar convenios especiales, con un coste económico sensiblemente superior al de empleados más jóvenes. Es debido a este precedente que los representantes de los trabajadores de JT Hiring consideran que la empresa se ha decidido por la vía del traslado forzoso, que evita esos convenios, y no por un ERE. La empresa, por su parte, se ha negado a realizar declaraciones.