Ir a contenido

La Fed mantiene los tipos de interés ante la desaceleración mundial

El banco central de EE UU sugiere que no habrá nuevos incrementos del precio del dinero hasta 2020

R. M. F.

El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Jerome Powell.

El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Jerome Powell. / AP / CAROLYN KASTER

El clima de pesimismo que pende sobre la economía mundial desde finales del 2018 ha llegado a la Reserva Federal. El banco central estadounidense ha mantenido intacto el precio del dinero, que oscila desde diciembre entre el 2.25% y el 2.5%, una decisión que esperaban la gran mayoría de analistas. Pero lo verdaderamente significativo de su reunión mensual de marzo son sus proyecciones para el resto del año. Esas proyecciones, apoyadas por 11 de los 17 miembros del organismo, apuntan a que no habrá nuevas subidas de tipos hasta 2020, una postura que revierte los dos incrementos previstos a finales del año pasado. La cautela de la Fed ha ido acompañada de su rebaja en las previsiones de crecimiento de Estados Unidos tras constatar una ralentización de la actividad económica en el arranque del año. 

La “paciencia” es la virtud del momento, expresada tanto en el comunicado de la Fed como en la rueda de prensa posterior de su presidente. Jerome Powell ha explicado que el entorno internacional ha empeorado por la “ralentización substancial” de la economía europea, el frenazo de China, la incertidumbre creada por el Brexit o las guerras arancelarias. “Es un gran momento para que seamos pacientes”, ha dicho Powell tras pilotar cuatro subidas de tipos el año pasado. Los analistas de la FED prevén que la economía estadounidense crezca este año un 2.1% del PIB, dos décimas menos de lo estimado hasta ahora y casi un punto menos de lo anunciado por la Administración Trump. “Vemos que para este año las previsiones son favorables”, ha dicho Powell para quitarle hierro a la desaceleración. “Los datos que tenemos sugieren que no debemos movernos en ninguna dirección”.