Ir a contenido

PERSPECTIVAS

El Banco de España mantiene su previsión de crecimiento y de frenazo del empleo

El PIB crecerá este año el 2,2% pero el empleo solo lo hará el 1,6% por efecto de la subida del SMI, según el organismo

El regulador eleva al 2,5% la estimación de déficit para el 2019, casi el doble del objetivo oficial

Rosa María Sánchez

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en un encuentro financiero organizado por IESE y EY en diciembre del 2018.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en un encuentro financiero organizado por IESE y EY en diciembre del 2018. / EFE / Emilio Naranjo

El Banco de España ha publicado este miércoles su informe trimestral de proyecciones macroeconómicas de la economía española para el periodo del 2019 al 2022 en el que, a grandes rasgos, mantiene las previsiones de crecimiento para el PIB respecto al informe de diciembre pasado y mejora ligeramente las de empleo al tiempo que rebaja la estimación de la inflación y empeora los datos del déficit público.

"Las proyecciones anticipan la prolongación de la fase alcista del ciclo, con una desaceleración gradual", según el Banco de España.

Según estas previsiones, la economía española crecerá el 2,2% en el 2019, el 1,9% en el 2020 y el 1,7% en el ejercicio 2021, si bien los riesgos se mantienen "a la baja" por la debilidad del contexto exterior y de la zona euro, el 'brexit' y el proteccionismo comercial. En el ámbito interno, la prórroga presupuestaria y el escenario electoral mantiene "un elevado grado de incertidumbre acerca de la orientación futura de las políticas económicas y, en particular, de la reanudación del proceso de consolidación fiscal, que es necesario para reducir la vulnerabilidad de la economía", según el Banco de España.

De momento, el Banco de España estima una tasa de crecimiento trimestral del 0,6% para los tres primeros meses del 2019, una décima por debajo el último periodo del 2018 (0,7%). 

Empleo

La proyección de creación de empleo mejora una décima respecto a diciembre, hasta el 1,6% en el 2019. Esta tasa, que se proyecta también para el 2020 y el 2021, constata en todo caso la previsión de un frenazo en la creación de empleo, cuyo porcentaje de crecimiento pasará del 2,5% del 2018 a 1,6% previsto por el Banco de España.

Según los cálculos del organismo regulador, la clave de este frenazo en el empleo reside en la subida del 22% del salario mínimo interprofesional desde enero del 2019, que habría restado siete décimas a la creación de puestos de trabajo (desde el 2,3% al 1,6%). Esto supone unos 125.000 puestos menos creados. Según fuentes del Banco de España, los datos de afiliación de los dos primeros meses aún son escasos para extraer conclusiones definitivas sobre el impacto de la subida del SMI sobre la creación de empleo, pero "no desmienten nuestra estimación previa".

Según este esquema, la tasa de paro pasará desde una media del 15,3% sobre la población en el 2018 hasta el 14,,2% en el 2019 (una décima por debajo de lo proyectado en diciembre); el 13,2% en el 2020 y el 12,3% de media en el 2021

Precios y salarios

La previsión de inflación, por su parte, se ha revisado a la baja, hasta el 1,4% en el 2019 (cuatro décimas por debajo del 1,8% estimado en diciembre). "La revisión a la baja de las proyecciones de inflación para 2019, de cuatro décimas, es reflejo, principalmente, de que la evolución reciente de los precios ha sido menos dinámica de lo anticipado en diciembre, lo que sugiere que la traslación a precios de los aumentos salariales recientes está teniendo lugar de forma más contenida que en el pasado. A medio plazo las revisiones son más modestas (0,1 puntos porcentuales tanto en 2020 como en 2021)", según el informe. 

Déficit público

El Banco de España prevé que el déficit público alcanzará el 2,5% del PIB en el 2019, dos décimas menos que en el 2018 (2,7% del PIB) pero casi el doble que el objetivo oficial, del 1,3%, en un contexto de “indefinición” de la política fiscal derivado de la prórroga presupuestaria y de la aprobación de decretos por parte del Gobierno que han aumentado algunos gastos y también la previsión de ingresos de la Seguridad Social.

Tampoco se hubiera cumplido el objetivo de déficit del 1,3% del PIB de haberse aprobado el proyecto de Presupuestos del Gobierno ya que, según las estimaciones del Banco de España, las medidas de ingresos y gastos incorporadas en el texto hubiera llevado el déficit público al 2% del PIB.

La previsión de un déficit del 2,5% en el 2019 convierte a este ejercicio en un año perdido para la corrección de de este desequilibrio. “Tendremos otro año en barbecho en términos de consolidación fiscal”, afirman fuentes del Banco de España mostrando su insatisfacción por el dato previsto.

La nueva previsión de déficit del Banco de España para el 2019 (2,5%) es una décima superior a la estimada en el diciembre pasado (2,6%). En un escenario sin cambios normativos adicionales, el Banco de España prevé un déficit del 2% para el 2020 y del 1,8% para el 2021, en. Para el 2021 se proyecta un déficit del 1,8% del PIB muy alejado del superávit del 0,1% del PIB proyectado en la senda de estabilidad adoptada por la Comisión Europea para España.