Ir a contenido

INFORME DE LA CNMC

El tipo único sobre carburantes hace subir 22 céntimos el gasóleo

El efecto de la subida fiscal adoptada por Rajoy quintuplica el del impuesto al diésel previsto por Sánchez

El precio de las gasolinas aumenta en 10 céntimos por efecto de la armonización autonómica

Una gasolinera con varios clientes repostando.

Una gasolinera con varios clientes repostando. / RICARD CUGAT

La aplicación del nuevo "tipo especial" único sobre las gasolinas y gasóleos desde el pasado 1 de enero ha provocado un aumento en el precio de las gasolinas y de los gasóleos de 10 y de 22 céntimos respectivamente. Esta es una de las conclusiones del informe mensual sobre distribución de carburantes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) correspondiente al mes de enero y que ha sido difundido este miércoles.

En el informe se analiza el impacto sobre los precios de los carburantes de automoción de la nueva fiscalidad que grava el consumo de hidrocarburos, que fue regulada por el anterior Gobierno del PP en la ley de Presupuestos del Estado para el 2018 (publicada en el BOE el 3 de julio) y que ha supuesto integrar desde el 1 de enero los dos tramos del antiguo Impuesto de Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (tramo estatal y tramo autonómico del IVMDH) en un único impuesto. Este nuevo gravamen denominado “tipo especial” se elevó a 7,2 céntimos de euro por litro y se aplica por igual en toda la Península y Baleares.

La subida de 22 céntimos en el caso del gasoil por efecto del tipo único del impuesto adoptada por el Gobierno del PP multiplica por cinco el efecto que hubiera tenido el recargo al diésel que había incluido el actual Gobierno socialista en el Proyecto de Presupuestos del Estado para el 2019 rechazo por Las Cortes. Sin embargo, la medida prevista por el Gobierno Sánchez, que suponía un recargo de 3,8 céntimos por litro, fue tachada de "dieselazo" tanto por el líder del PP, Pablo Casado, como por el de Ciudadanos, Albert Rivera, que criticaron que la medida iba a dañar a la clase media.

Carburantes más caros

La primera consecuencia es que, a pesar de que los precios antes de impuestos disminuyeron, el incremento impositivo produjo un aumento de los precios de venta al público (PVP). En concreto, el precio antes de impuestos de la gasolina 95 descendió un 2% (-1 céntimo de euro por litro) y el del gasóleo A un 1,6% (-0,95 céntimos de euro por litro). Sin embargo, los precios de venta al público se incrementaron en 10 y 22 céntimos de euro por litro para la gasolina 95 y el gasóleo A, respectivamente, según los cálculos de la CNMC.

La mayor subida se ha producido en las autonomías que el año pasado tenían un impuesto menor en el tramo autonómico del IVMDH (Madrid, Aragón, Extremadura y Asturias) o incluso un impuesto cero, como era el caso de Castilla y León, Navarra, La Rioja, Cantabria y el País Vasco

Las provincias más caras

La homogenización del impuesto en todo el territorio da como segunda consecuencia "que se ha modificado el ranking provincial de precios de venta al público". De esta manera las provincias con la gasolina 95 más cara en enero fueron Guipúzcoa, Asturias y Vizcaya. Por el contrario, las que registraron precios más bajos en el primer mes del año fueron Almería, Murcia y Lleida.

Con respecto al gasóleo A, Guipúzcoa, Vizcaya y Cantabria fueron las provincias peninsulares con precios más elevados en enero, mientras que Badajoz, Lleida y Valencia registraron los más bajos.

El tipo especial único

La Ley 6/2018, de 3 de julio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018, integró desde el pasado 1 de enero los dos tramos del antiguo Impuesto de Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH) en un único impuesto. Este nuevo gravamen denominado “tipo especial” se elevó a 7,2 céntimos de euro por litro.

En el “tramo autonómico”, el antiguo IVMDH oscilaba entre cero y 4,8 céntimos de euro por litro para gasolinas y gasóleo A, cuya cuantía decidía cada comunidad autónoma. Desde el 1 de enero se integró en el “tipo especial” con su valor máximo (4,8 céntimos de euro por litro para gasolinas y gasóleo A).

El “tramo estatal” del antiguo IVMDH, cuyo valor ascendía a 2,4 céntimos de euro por litro, se integró con la misma cuantía en el “tipo especial”.