Ir a contenido

Campaña de la renta

Hacienda suprime la presentación de la renta en papel

El plazo para declarar el IRPF y Patrimonio del 2018 será del 2 de abril al 1 de julio, ambos inclusive

Los impresos recogen las nuevas deducciones familiares y por gastos de autónomos

Rosa María Sánchez

Imagen de la zona de espera de una oficina de la Agencia Tributaria durante una reciente campaña de declaracion de la renta.

Imagen de la zona de espera de una oficina de la Agencia Tributaria durante una reciente campaña de declaracion de la renta. / EFE / Perez Cabeza

La campaña de la renta del 2018 permitirá presentar la declaración del IRPF entre el próximo 2 de abril y el 7 de julio, ambos días incluidos, y, por primera vez desaparece la posibilidad de presentar en papel la declaración del impuesto y sus correspondientes documentos de ingreso o devolución.

Esta es una de las novedades introducidas en la Orden del Ministerio de Hacienda publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en la que se aprueban los modelos para declarar el IRPF y del impuesto de Patrimonio correspondientes al 2018, así como los plazos y los procedimientos para los contribuyentes obligados al cumplimiento de estas obligaciones tributarias.

A partir del 15 de marzo, igual que el año pasado, se pondrán ya a disposición de los contribuyentes los datos fiscales y la aplicación informática actualizada, según fuentes de la Agencia Tributaria.

Desaparece el papel

En el 2014, Hacienda ya suprimió la posibilidad de hacer la declaración de la renta a mano. Desde entonces sólo se puede confeccionar la declaración de manera electrónica, utilizando el 'programa Padre' desarrollado por la Agencia Tributaria o el programa 'Renta web' (además de la vía telefónica o la vía presencial, utilizando los servicios de cita previa de la AEAT); pero se podía optar entre presentarla en papel (imprimiento el PDF) o de forma telemática.

A partir de esta campaña desaparece la posibilidad de imprimir la pre-declaración cumplimentada en el ordenador y de llevar los papeles a la entidad financiera o a una entidad colaboradora para su presentación efectiva. Es opción apenas fue utilizada por unos 350.000 contribuyentes en la última campaña de la renta (la cuarta parte que dos años antes), sobre un total de unos 19,7 millones de declaraciones.

Presentación telemática

A partir de esta campaña sólo se podrá presentar la declaración por vía telemática (o utilizando los servicios telefónicos o asistenciales de la AEAT). En la anterior campaña, el 87% de las declaraciones se presentaron por vía telemática; el 1,7% en papel y el resto (algo mas de dos millones), en oficinas de la Agencia Tributaria.

Fuentes de la Agencia Tributaria aclaran que en cualquier momento se podrá imprimir una "vista previa" de los formularios cumplimentados. Pero esta "vista previa" no incluirá las hojas finales de ingreso o devolución. A no ser que previamente se haya dado al botón "presentar declaración" y que este trámite ya ha sido completado por vía telemática.

Una vez presentada la declaración, sí será posible imprimir todos las hojas, bien sea para guardarlas; bien sea para realizar el pago en la ventanilla de una entidad financiera si, por ejemplo, se ha apurado hasta alguno de los últimos cinco días del plazo de presentación (en los que ya no es posible domiciliar el pago).

Según fuentes de la Agencia Tributaria, el objetivo de esta modificación es evitar "duplicidades" en la información remitida por el contribuyente a la Agenca Tributaria.

Nuevas deducciones familiares

Los impresos de declaración del IRPF del 2018 publicados este miércoles en el BOE recogen las novedades del impuesto que fueron incorporadas en la Ley de Presupuestos el año pasado, que entró en vigor el 4 de julio

Los principales cambios afectan a las deducciones por maternidad y por gastos por la custodia del hijo menor de tres años en guarderías y centros educativos autorizados. También, a las deducciones por personas con discapacidad a cargo, que  se extienden a un nuevo supuesto, el del cónyuge no separado legalmente cuando este sea una persona con discapacidad que dependa económicamente del contribuyente

Otra de las novedades afecta a la cuantía de la deducción por familia numerosa, que aumenta hasta en 600 euros anuales por cada uno de los hijos que excedan del número mínimo para tener tal condición.

En el período impositivo 2018, tanto la deducción por cónyuge no separado legalmente con discapacidad y como el incremento de la deducción por hijo en familias numerosas, será de aplicación a los meses de agosto a diciembre de este ejercicio, un mes después de la tardía entrada en vigor de la Ley de Presupuestos

Trabajadores autónomos

Otra de las novedades del impreso de declaración es que se incluyen, en la página 6 de la declaración, dentro del apartado «Rendimientos de actividades económicas en estimación directa», dos nuevas casillas en los gastos fiscalmente deducibles. De acuerdo a lo establecido en la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, estas casillas servirán para identificar los gastos por suministros, cuando la vivienda habitual del contribuyente este parcialmente afecta a la actividad económica, y los de manutención del propio contribuyente incurridos en el desarrollo de la actividad.

.