Ir a contenido

biotecnología

Som Biotech obtiene 7 millones para reposicionar un fármaco

Los recursos, que suponen la entrada en el accionariado de un 'family office' del sector farmacéutico, son para una terapia contra la enfermedad de Huntington

Agustí Sala

Som Biotech obtiene 7 millones para reposicionar un fármaco

SOM Biotech ha cerrado una ronda de financiación por 7 millones de euros. La operación ha sido liderada por una sociedad propiedad de una familia europea con larga tradición en el sector farmacéutico.

La compañía con sede en el Parc Científic de Barcelona (PCB) está especializada en especializada en nuevos usos para fármacos que tenían otra indicación aprobada (reposicionamiento) para tratar enfermedades raras del sistema nervioso.

Gracias a la entrada del nuevo accionista la biotecnológica cuyo consejero delegado y fundador es Raúl Insa tendrá más fácil acceso a actores muy relevantes del sector. Varios socios actuales de SOM Biotech, entre los que hay varios exdirectivos de empresas farmacéuticas, también se han sumado a esta nueva ampliación de capital.

"Desde su creación, SOM Biotech, ha levantado más de 12 millones de euros procedentes de capital privado y de subvenciones y préstamos públicos. Este esfuerzo es peculiar si tenemos en cuenta que en nuestro accionariado no hay capital riesgo, y que el 59% de los accionistas son internacionales, un 26% de fuera de Europa·, estaca Insa. Actualmente SOM Biotech "tiene un valor de compañía teórico superior a los 200 millones de euros avalado por expertos independientes. Este hecho ya está permitiendo retornos de la inversión muy importantes para los primeros accionistas", agrega.

La compañía destinará esta inyección de capital a finalizar el estudio de Fase IIa de prueba de concepto en humanos que actualmente lleva a cabo para probar la eficacia y seguridad de un innovador tratamiento para los movimientos coreicos asociados a la enfermedad de Huntington (dolencia hereditaria que provoca el desgaste de algunas células nerviosas del cerebro): el compuesto SOM3355, el segundo producto de la compañía que llega a fase clínica.

Menos riesgo y nivel de inversión

SOM3355 es un fármaco reposicionado, actualmente comercializado para la hipertensión arterial en mercados asiáticos, por lo que el riesgo y el nivel de inversión para desarrollar nuevas aplicaciones terapéuticas son más reducidos. La nueva actividad del medicamento fue descubierta por SOM Biotech mediante su plataforma computacional basada en algoritmos de inteligencia artificial. La compañía prevé que este medicamento pueda llegar al mercado en un período de cinco años con unas ventas anuales estimadas superiores a los 600 millones de euros.

Paralelamente, con los recursos obtenidos en esta nueva ronda de financiación, SOM Biotech, que ya cuenta con oficinas en el área biotecnológica de Cambridge, al lado de Boston, en EEUU, también quiere dar un fuerte impulso a su expansión, potenciar sus actividades de licencia y codesarrollo reforzar la presencia internacional necesaria para llegar a ser la compañía líder mundial en el campo del reposicionamiento de fármacos para enfermedades minoritarias, preferentemente neurológicas.

En el 2016, SOM Biotech firmó un acuerdo de licencia mundial y exclusivo con la compañía norteamericana Corino Therapeutics Inc. para el desarrollo clínico y comercialización del fármaco SOM0226 para el tratamiento de la Amiloidosis por Transtiretina (ATTR).

La operación se cerró después de que el agente terapéutico descubierto por la biofarmacéutica obtuviera resultados muy prometedores en el estudio clínico de Fase IIa. Durante el año pasado, SOM Biotech firmó otro acuerdo de licencia mundial y exclusivo del compuesto SOM0777 para el tratamiento de determinados cánceres cerebrales con la compañía U-Cell Therapeutics Inc., ubicada en Singapur.