Ir a contenido

Elecciones sindicales

El independentismo arrasa entre los funcionarios de la Generalitat

La Intersindical CSC consigue posicionarse como segundo sindicato más votado en las elecciones entre los trabajadores de la administración catalana

Gabriel Ubieto

Concentración en plaza Universitat durante la huelga del 21-F.

Concentración en plaza Universitat durante la huelga del 21-F. / ALBERT BERTRAN

La Intersindical CSC ha pasado de ser un sindicato residual dentro de la administración de la Generalitat a convertirse en la segunda fuerza más votada entre el funcionariado. La central independentista ha conseguido el 20,3% del total de votos, con unos resultados del 95% escrutado, quedándose por detrás de la IAC-CATAC, que pese al descenso de votos mantiene el puesto como principal sindicato entre los funcionarios de la Generalitat.

Los independentistas consiguen una posición de fuerza dentro de la función pública de la que hasta ahora carecían, puesto que ninguna de las centrales dentro de los trabajadores de la Generalitat abogaban explícitamente por la independencia de Catalunya. Este sindicato llegaba a las elecciones sindicales de este viernes tras convocar la huelga general del 21 de febrero, que recibió el apoyo explícito del Govern y las entidades y partidos independentistas. También ha recibido en la jornada de este viernes el apoyo indirecto de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC), que en su perfil de Twitter a "votar por un sindicalismo comprometido con el país".

La Intersindical CSC ha superado en votos a CCOO UGT, que quedan terceros y cuartos, respectivamente. Por el otro lado, CSIF, sindicato que reivindica la nación española, también ha mejorado ligeramente sus resultados, aunque sin superar a los mayoritarios. La traducción de votos a delegados sindicales deja a la IAC-CATAC con 35 delegados, los mismos que la Intersindical CSC. CCOO saca 29, UGT 28 y CSIF 21.

En los comicios celebrados este miércoles han depositado su voto en las urnas un total de 13.915 trabajadores, sobre un censo de 27.684, lo que representa una participación del 50,3%. La disposición a votar entre los funcionarios de la administración catalana ha aumentado ligeramente, pues en las elecciones del 2015 la concurrencia fue del 44,6%. Entonces, el sindicato más votos reunió fue CCOO, con un total de 2.977. Lo que le valió 39 delegados sindicales, uno menos, que los 40 de IAC-CATAC por cuestiones de ley electoral. A falta de confirmarse el 100% escrutado, la Intersindical CSC ha multiplicado casi por seis sus votos, pasando de 381 votos a 2.177.

En estas elecciones, la 'conselleria' de Polítiques Digitals i Funció Pública ha implementado un programa piloto de voto electrónico, mediante el cual los funcionarios que así lo han deseado han podido ejercer su voto mediante su tableta, ordenador o móvil.